dilluns, 5 d’octubre de 2009

BOLSAS DE PLÁSTICO, BASURA E INTERECONOMÍA TV


La gran televisión privada española Intereconomía, ejemplo de independencia, buen hacer y compromiso con la verdad, ha iniciado una lucha constante, sincera, valiente y honesta contra los supermercados que quieren dejar de entregar bolsas de plástico con la compra del día. Los supermercados Carrefour, que como se sabe desean seguir esta tendencia y promover otras opciones aparentemente más ecológicas, se han convertido en frente de batalla. Digo aparentemente más ecológicas porque todo el mundo sabe que en realidad las bolsas de plástico, que luego los humildes reaprovechan graciosamente para almacenar la basura, no son en absoluto agresivas para el medio ambiente. La solvencia informativa de Intereconomía nos ha convencido a todos.
Cuando hace años George Bush opinó que el mejor sistema para terminar con los incendios forestales era talar todos los árboles de los USA la progresía internacional se lo tomó a broma. Se tomó a broma justo eso, seguramente lo más sensato que dijo en su vida el glorificado ex presidente. Ahora Intereconomía, en una más de sus campañas en pos de la verdad, apuesta por la bolsa y por la basura. Carrefour, vergonzosamente disfrazada de ecologista, busca sólo ahorrarse unos millones engañando a la opinión pública. Porque el plástico no es nocivo para el medio ambiente, como tampoco lo es el mercurio de las pilas (recientes investigadores de Toronto han demostrado que los árboles frutales lo absorben y se nutren), como tampoco lo son la tala indiscriminada de árboles (los bosques se esponjan y creando cortafuegos de cuarenta y ocho quilómetros las llamas no pasan seguro), como tampoco lo son los gases que provocan el efecto invernadero ni la desaparición del Amazonas y demás pulmones (el alquitrán de las carreteras, informan desde Richmond, Virginia, contribuye activamente a limpiar los residuos de la atmósfera gracias a las poliesferas del etileno resultante de la combustion de los átomos de los hidrocarburos y su posterior agrupación, favorecida por la mecánica ondulatoria, en moléculas diatómicas resultantes de la oscilación de la simetría gaugeana de la cromodinámica cuántica. Es fácil comprobarlo en ese acelerador de partículas que todos tenemos en casa.)

Presentamos un vídeo de la campaña de Intereconomía. Me atrevo a aconsejar a los amigos de tan excelsa televisión privada española que una locutora con una voz menos nasal hubiese facilitado la credibilidad de la noticia. Por lo demás, irreprochable.

18 comentaris:

Irene ha dit...

un susto descomunal al leer, pensé que habías enloquecido defendiendo esta hiper tele facha. al final respire aliviada, era mala hostia y no acuerdo.

romeu.and.romeu ha dit...

M'agrada que no siguis dogmàtic... en el fons es veritat que segurament Carrefour es vol estolviar unes peles, el negoci es el negoci, pero el que no es pot fer es enganyar de forma tan vergonyant que es el que fan, per sistema, els d'intereconomia. Tenen un programa que es diu el gato negro (tambe es podria dir el gato que está triste y azul, perquè així em quedo quan el vec ni que siguin tres minuts) que es el paroxisme de la falsetat. Aquesta gent son los otros, ni ho dubtis.

Susana ha dit...

Jajaja, Ramon, "ese compromiso con la verdad" de Intereconomía, di que sí. No hace tanto, mi adorado Wyoming ya demostró cómo se contrastaban las noticias en esa "tan excelsa cadena". Oye, qué labor tan completa de investigación. Honra el periodismo con su quehacer diario, jijiji. De la misma forma que Mr. Bush, ese prodigio de la inteligencia, en sus ratos libres debió sacarse la carrera de biología, porque llegar a la conclusión acerca de la tala de los árboles es digno de premio Nobel.

Y una vez dicho esto, confesaré que leí en otra parte que realmente al plástico se le podía añadir un aditivo para que se pudiera destruir en un plazo razonable (creo recordar que eran unas semanas).

Cualquier medida ecologista me parecerá bien, pero llegados a este punto, ya no me fío ni de mi sombra y no sabría dónde contrastar la información. Así como con la gripe A, sobre medicina, etc., tengo muy claras las fuentes fiables, no es el caso de las bolsas del Carrefour, la verdad (si bien tengo claro que Intereconomía no me merece confianza ni para que me digan la hora). Tampoco sé si las bolsas de basura, por poner un ejemplo, están hechas de algún otro material, o también debemos cambiar los recipientes.

En fin, es un tema muy interesante y lo has expuesto de forma muy amena; ojalá entre tus comentaristas -de gran nivel- alguien nos aclare los conceptos que tenemos más confusos.

Un petó!

Ramon.Eastriver ha dit...

Gracies als tres. Jo tampoc sé si és cert que les bosses es podrien convertir en biodegradables amb més facilitat, com no som quimics (al menys ni la Susana ni jo ho som) desconeixem aquests detalls. Però jo tampoc em refio dels d'intereconomia. Tinc clar que si ells defensen les bosses de plàstic és per interessos econòmics, no per un impuls ecològic i de sostenibilitat tan necessari en aquests moments.

Susana, ja que parles del Wyoming, adorado para mí también, no sé si vas veure ahir la seriositat d'una altra gran cadena: VEO7. Van oferir fa poc un reportatge sobre la crisi a Espanya. La crisi resulta que és tan forta que molta gent acaba tirada pels carrers. Doncs resulta que en les imatges del reportatge sortia el SEPU, desaparegut fa set anys i els protagonistes pagaven encara impunement amb pessetes. El resportatge era, en realitat, de l'any 2000. Ua! Són dignes successors de Don Manuel: la calle es mía, versió televisiva.

Susana ha dit...

Ramon, sí vaig veure el reportatge d'un altre prodigi de la veritat més verdadera, els Veo7 (que evitava per intuició, i ara penso que menys mal, con lo enganchable que es una, imagina!).

Fantàstic el Wyoming (i el seu equip, clar), posant en evidència l'anacronisme del documental. A més, és que no són gaire llestos, perquè saltar-se tants detalls, com això del Sepu que comentes o la pel·lícula d'estrena del cinema que hi surt, és que és per matar-los!!

Hauria de sortir una llei que prohibís enganyar amb tanta barra. Que prohibís dir mentides tan evidents però que molta gent no les distingirà. Recollim signatures??? (tranquil, és broma, ja sé que no hi creus gaire). El dia que siguem presidents d'algun govern ho prohibirem, val?

Petons!!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

No he podido ver más de 30 segundos. Una arcada casi me pringa el traje.
La muchacha es un rato mona. Si me dice lo mismo en un pub con un par de gintonics la creo.

Ramon.Eastriver ha dit...

Susana, jejeje, què dolenta! Sí que crec en la recollida de signatures. Crec, per exemple, que la recollida de signatures evidencia un malestar determinat, fa que es parli de coses que d'una altra manera no se'n parlaria, com no creure i no voler que les coses surtin a la llum. Jo sóc dels que sempre signo, quan l'ocasió s'ho val. Una altra cosa es que pensi, o no, que tenen una aplicació pràctica. De totes maneres estic disposat a creure en l'eficàcia pràctica d'aquestes mesures: si la quantitat descomunal de signatures contra la festa nacional fa que es prohibeixi a Catalunya t'asseguro que m'empassaré les meves paraules. Ara bé, més aviat intueixo que no es votarà per algun motiu, per exemple, no donarà temps perquè acabarà la legislatura (un recurs molt utilitzat).

Mariano José, ay! los gintonics y las chicas monas. Menos mal que sé de tus proverbiales principios, sino pensaría que un gintonic y una chica mona hacen temblar la tierra bajo tus pies. Un abrazo.

soniabaste ha dit...

Més val predre-s'ho amb una gran rialla que és el que fas, del contrari acabariem desquiciats amb tanta falsetat. Jo també vec el Wyoming alguns dies però ahir no, per tant no se be del que parleu. De totes maneres no us fieu de la tele Veo, es dels que fan El Mundo, o sigui, estil Intereconomía. Hi ha una altra tele que amb el nom ja paga, també del grup del Pedro Jota que aquí afortundamente no veiem: es diu Popular TV, i encara que ho sembl no es la tele del Partido Popular. Jo sempre que vaig a comprar porto la meva bossa de roba o el carret, ja fa temps.

vivaduracel ha dit...

Ya sabes que la guerra ideológica me tira. Son de lo peor. Y es verdad que la niña tiene voz nasal: no os extrañe, será pija. Un abrazo y a por firmas, que yo sí creo en ellas.

Susana ha dit...

Ai, Ramon, déu (o el dimono o qui correspongui) t'escolti, i es prohibeixi d'una vegada la punyetera Fiesta Nacional!!

Mariano José, no te conozco, pero a la vista de la labia que tienes, me imagino a la pobre chica mona sollozando ante su copa por las mentiras que le toca decir. Un par de argumentaciones de las tuyas, otra ronda a tu cuenta, y hasta la haces dimitir!

Saludos!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

No te creas, soy muy barato. Por cuatro marevedís me pasé un año trabajando para los Realistas. Así es que si el gin es Bombay, botella azulada, la noticia la doy yo mismo en Intereconomía y a la niña le pongo un piso

Ramon.Eastriver ha dit...

Sonia, he sentit a parlar de Popular televisión. Afortunadament no l'he vista mai, i afortunadament no podria ni que vulgués, doncs aquí no té llicència. El programa del Wyoming és del poc que es pot veure, parlo per mi. Salutacions.

Vivaduracel... que yo también creo en las firmas!!!!!!!, coñe. Creo que sirven para movilizar, para denunciar, para presionar. A la larga la presión siempre es la que cambia el mundo, naturalmente, pero es más una labor de zapa que no una cosa inmediata. Sólo eso.

Susana, brindo por eso, para que se se acabe la puta fiesta nacional. El dia que passi, brindis real en el restaurant aquell que tenim pendent (Port Olímpic... glups, ¿Olímpico dije?, vale, ganas tú, escoje restaurante...)

Mariano José, desde mis lejanos días escolares (cuando digo escolares no me refiero a mis tiempos en los escolapios... no soy tan precoz) supe que admiraría al autor, al creador, pero no a la persona. ¿Cómo hago ahora para admirarte? Bueno sí, siempre es posible seguir subido a lomos de la idealización. A partir de ahora te admiraré por tu sinceridad. ¿Hace?

paula ha dit...

No paran. Tampoco debemos parar nosotros, que si no se nos comen.

PÁJARO DE CHINA ha dit...

Yo a Carrefour no le creo nada, nada. Y a una emisora llamada "Intereconomía", tampoco. Y a tanto otros. La reputada socióloga Saskia Sassen vino a explicarnos hace poco que nuestros cartoneros son el primer eslabón de la cadena empresarial. Ahora les dan uniforme para que revuelvan la basura y encuentren algo que llevarse a casa. Y separamos la basura en contenedores para facilitarles la tarea. Por ejemplo, el vidrio lo separamos, para que no pierdan una mano en la oscuridad.

Haría el aviso con identidad falsa y peluca rubia, nada más que para compartir unos tragos con Mariano José.

Petons no reciclables.

Ana Rodríguez Fischer ha dit...

Hay que ver lo metidos que estáis en las especulaciones ecológicas. En Alemania lo soluciaron hace un par de décadas: si los niños traían al colegio el bocata (la bollería era imprensble, natúrlich9 en papel albal, el papel se lo llevaban de vuelta (verguenza, quien fuera distinto y bla, bla, bla). Y es que era fácil ponerles el bocadillo en un tupe y la b3bida en un termo. La verdad no cuesta gran cosa, porque el tupe no vuelve grasiento niapestoso: sólo con unas migas que se sacuden y.... Ahota sí, cuando a la facultad se llevan una mini comida de pasta con salsas o arroz integral y verduras porque lo que les ofrecen a los acostumbrados a una dieta sana es vomitiva (yo lo comprobé un año en que hube de matricular a Adrián en Industriales y...), entonces la cosa se complica.En otro lado, los Carrefour y demás,antes de pegarse el paripé de los 10 céntimos de descuento por bolsa (no sé si es así; sí lo es en Bonpreu y el Caparabo y el Lidl, donde nos abastecemos de los productos perdurables), deberían eliminar todo loempaquetado y mantener las barrar, convenientes para que te atiendan al corte, como siempre.

Ramon.Eastriver ha dit...

Mariel, yo a Carrefour tampoco le creo nada. Por principio no creo nada a ningún gran grupo empresarial. Como su nombre indica funcionan con criterios empresariales que yo entiendo poco, tarde y mal. Pero Intereconomía es la televisión más reaccionaria que existe en España. Entre esto y que pienso que el plástico es muy agresivo y que para ir a comprar no cuesta nada llevarse el carrito, la actitud de Intereconomía me parecía censurable por un motivo básico: mienten más que hablan. Como dice Paula, defendámonos o nos comen.

Ana, llevas razón. En primer lugar, en la vieja Europa nos llevan ventaja. Luego contaminan un huevo con las fábricas pero bolsas no gastan. Es cierto que todo es muy relativo y que muchos productos vienen precisamente empaquetados en bolsas. Pero también es cierto que molesta el cinismo de algunos medios de comunicación.

Gracias a las tres.

emeygriega ha dit...

Soy de las que va al mercado con su bolsa, en mi país se envuelve hasta una naranja con bolsita plástica.

Otra cosa que tengo para contar de Cuba es que me sorprendió el cuidado extremo en los recursos: los mejores hoteles llaman a no usar toallas al divino botón.
"Cuide el agua, y recuerde que los detergentes contaminan las aguas".
¿Qué tal?

Pan ha dit...

Ramón si no te conociera un poco y hubiera leido todas los post yo también me hubiera acojonado un tras leer la entrada. LA de los frutales y el mercurio me la he tragado.
La chica del video debería cambiar de trabajo
Mirad el cambio de opinión en intereconomía sobre Madrid 2016 con parodia cutre de un anuncio de por medio. Interecnonimia es guai.
http://www.youtube.com/watch?v=1JmIGF34LMY
(min 5'20)