divendres, 23 d’octubre de 2009

SACRIFICIUM

Cecilia Bartoli ha presentado nuevo disco. Quince arias recuperadas escritas originariamente para castrato. Los papeles para castrato han de actualizarse en voces femeninas o en voces de contratenor. Habida cuenta de que los castratos tenían voces agudas que se correspondían a una contralto, una mezzo o incluso una soprano, actualmente son sus equivalentes femeninas las que ocupan sus lugares. Pero no es lo mismo porque por el camino se ha perdido esa vibración masculina que acompañaba a una voz que parecía femenina sin serlo. Por eso en la actualidad se suele preferir la voz de un contratenor.
De la Bartoli molestan algunas cosas. Esos pequeños vicios que, a fuerza de escucharla, se descubren, por ejemplo. O de qué manera su repertorio a la medida, algunas veces poco interesante, no hace más que potenciar casi hasta el manierismo esos mismos vicios. Pero nadie podrá discutirle un verdadero talento, una enorme musicalidad y una técnica depuradísima. Es por eso que me gusta la Bartoli, porque tiene momentos en que te transporta muy lejos (te teletransporta, diría quien yo me sé).
Vale la pena dejarse llevar por ese Sacrificium (aunque para algunos el verdadero sacrificium sea escucharla... la Bartoli levanta pasiones y odios a partes iguales). Disfrutarlo en directo debe ser una gozada. Sin trampa ni cartón. Como en esta grabación antigua que aporto desde Youtube en que la Bartoli se atrevía con el aria Son qual nave ch'agitata de Broschi, hermano de Farinelli. Un aria dificilísima, según algunos el aria más difícil del mundo, ahora recogida en Sacrificium. En la versión en directo (la de abajo) se puede escuchar (que no ver) a la Bartoli dejándose la garganta mientras canta esta aria de bravura. Y ni que sea por lo que sucede en el minuto 4:51 y durante 20 interminables segundos ya vale la pena escucharla. Porque está claro que la música no es sólo técnica. Pero también.

6 comentaris:

mariajesusparadela ha dit...

Esos 20" sí, pero hay más quemerecen la pena...qué envidia.

Mireia ha dit...

Sóc una entusiasta de la música barroca. Et vaig demanar fa temps que parlessis de l'opera barroca. No era aixo d'avui el que esperava, però s'hi acosta. Això d'avui és òpera barroca pero en realitat es tracta d'una raresa, encara mes raresa del que ja es de per sí. De totes maneres, m'agrada la Bartoli perquè ha fet alguna cosa molt bona. Va fer Opera Probita, en la línia de Sacrificium, antigament Vivaldi i després té un Semele excel.lent (Semele, l'oratori-òpera de Handel).

joseantonio322 ha dit...

Es una pirotecnia espectacular. Ahora es como se ha puesto de moda lo espectacular barroco, espectacular arias se titula un disco de florez. ¿Te gusta Florez? No soy un entendido operistico ni mucho menos pero tengo quien me pone al día. Lo del minuto 4.50 es otra muestra de espectacularidad. No me gusta que se quede en mera espectacularidad. Si lo espectacular va unido a la emoción entonces sí me gusta. Esta mania por el Barroco, significará que estamos viviendo un nuevo barroco? Yo pienso que sí.

Anònim ha dit...

Soy bartolista convencido. En el Real estuvo maravillosa, y vine al Palau especialmente para verla. No solo no defraudó sino que estuvo generosa a no poder más.

Borja

Eastriver ha dit...

María Jesús, sí, sí... hay más que merecen al pena. Sacrificium entero, por ejemplo. Ofrece unas arias que nunca antes se habían grabado. O sea, que implica una labor de recuperación cultural que es muy importante.

Mieia, he seguit a la Bartoli des dels seus inicis (un Barber de Sevilla enregistrat en DVD que es molt interessant. Després Opera proibita, el vivaldi, les Rossini Heroines. El Semele no. I tampoc la versió particularíssima de Bellini que va fer l'any passat i que tantes crítiques va generar.

José Antonio, está claro que estamos en otro barroco. De hecho la música que se hace ahora es barroco, pero sin la musicalidad extraordinaria del barroco original. O sea, un barroco burdo.

Borja, no he visto a la Bartoli en directo nunca, pero sí he visto sus conciertos en DVD. Dicen que, como buena mezzo, tiene la voz pequeña, por eso ella prefiere escenarios pequeños (no sabía que hubiera estado en el Real y me extraña). Tengo pendiente verla. Igual ahora... Gracias por tu visita, bienvenido y espero que no sea la última vez...

Susana ha dit...

Ai, la Bartoli no m'agrada gaire, només en uns poques peces i uns pocs trocets. Però s'ha de dir que davant d'això del 4.51 m'he tret el barret. Un minut després, però, he tornat a aterrar a la seva veu, que em resulta més aviat desagradable. I'm sorry, Ramon, ja saps que normalment em "teletransporto" amb totes les teves propostes...

Un petó més sopranístic