dimecres, 14 d’abril de 2010

SÓLO LOS LOBOS

(Este es un texto mío que ha aparecido en el blog Grito de Lobos el día 14 de abril)

Recientemente se ha publicado en prensa la curiosa encuesta en que se revela que, de las diferentes profesiones y grupos sociales, los españoles desprecian fundamentalmente dos: el de los políticos y el de los okupas. No hablaré del segundo grupo. Porque la encuesta en cuestión me recordó las tres entradas que el amigo Antonio dedicó al tema hace un par de meses o algo menos.

Por otro lado debo decir que referirme a uno de los compañeros de Grito, a lo que escribió en su blog, me supuso una traba al principio, cuando pensé que seguramente era una muestra de ombliguismo imperdonable. Pero puesto que en el segundo artículo de nuestros Acuerdos se recoge que en este blog "pueden traerse y referenciarse entradas interesantes de otros blogs" decidí seguir esa indicación.

Me refiero a las entradas acogidas al título genérico de "De noble arte a oficio de la política". El primero de los artículos habla, tras constatar una crisis en el momento actual, de la nobleza que lleva implícita la tarea de ser servidor público, que eso es ser político en realidad. Sigue a continuación un análisis de las tres formas de organización política y social existentes; formas que convivieron efectivamente en los años 30 del siglo pasado y que colisionaron en la Segunda Gran Guerra: democracia, comunismo y nacional-socialismo. La segunda entrega recoge el triunfo de una de las tres formas y el hundimiento de las otras dos con todo lo que ello conllevará: neoliberalismo económico y globalización. De lo cual, añado yo, se derivan otros conceptos fundamentales como posmodernidad o relativismo. Y otras consecuencias que también Antonio recoge en su texto. Como la del político de izquierdas que "está jugando la partida en campo contrario, con unas normas que le atrapan e impiden desarrollar su propia política social, sujeto a la acometida de los medios si se desvía lo más mínimo". Es decir, la misma estructura del terreno de juego, de la realidad que nos circunda, obliga al político de izquierdas a desarrollar una labor contra el soplar general de los vientos de la realidad. Ese es el gran drama de las izquierdas en nuestro tiempo.
Por otro lado, según el autor, el hecho de que existan esos "supraestados" (multinacionales, banca) que son quienes tienen el verdadero poder que mueve el mundo, lleva a los políticos a desempeñar un papel totalmente rebajado: "si los gobiernos no tienen las manos libres para tomar las decisiones que mejor convengan al conjunto de los ciudadanos (...) el noble arte de la política pasa a ser un “oficio”, una actividad sujeta a los designios del señor dueño del poder real". Ese es, según Antonio, el elemental motivo que impide que los políticos nobles y entregados, aquellos que justamente podrían dignificar su tarea, se vean degradados y empujados al saco común de la minoría: los corruptos, los interesados, los aprovechados.

En el tercer y último artículo se repasan algunos de los excesos que se derivan de todo ello, así como las causas más notables: el poder del dinero, la pérdida de valores, la política económica agresiva, la ausencia de alternativas ideológicas tras la caída del comunismo... Por todo ello estamos como estamos.

La solución que propone Antonio pasa por la conciencia individual y colectiva, por lo que yo llamaría la creación de un verdadero tejido social formado por individualidades coherentes. Estoy totalmente de acuerdo. Ese es el camino: la coherencia, la entrega, la generosidad, la unión. Las grandes cosas vendrán por añadidura.

No tengo claro que ello sea posible. Frente a todo lo señalado por el autor de los artículos observo yo la sombra espantosa de la individualidad y del egoísmo. Individualidad y egoísmo significan caer en la ciénaga del status quo. Y no percibo en general la energía para unirse y caminar en otra dirección. Pero el empeño de los que gritamos en este blog y en tantos otros pasa muchas veces por hacer realidad esa voluntad que nosotros observamos como verdadera necesidad.
Antonio Azorín publicó hace cien años una novela emblemática que hablaba de otra crisis, la del 98. La voluntad, se llamaba esa novela que trataba también de formular los males sociales y buscarles un remedio fundamental. El gran error de los hombres del 98 fue seguramente su romanticismo: esperar soluciones mágicas y externas. Hoy sabemos ya que no. Es de dentro de donde debemos arrancar la pasión para transformar y crecer definitivamente. Sólo faltan tres cosas: que podamos un día ser muchos, que tengamos verdadera voluntad y que nos pongamos a ello.

5 comentaris:

Maia ha dit...

Deje mi comentario en Grito de Lobos. Supongo que lo recibiras alli. Por si acaso, lo traigo aqui tambien.
"Tu entrada me parece fabulosa. Coincido contigo en un cien por ciento. Los conceptos que aqui se manejan me hicieron mucho acordar a el prologo del libro "Entrevista con la historia" de Oriana Fallaci. Te invito a leerlo. Son tres hojas. Vale la pena. Un abrazo."

Rafael del Barco Carreras ha dit...

CARLOS JIMÉNEZ VILLAREJO Y LAS MANIFESTACIONES PRO BALTASAR GARZÓN.


Rafael del Barco Carreras



Acusa a los magistrados del Supremo de CÓMPLICES DE LAS TORTURAS DEL FRANQUISMO. ¡Qué cara más dura! Él, además de cómplice y encubridor, las vivió por fiscal, las encubrió... y de SEIS Y MÁS AÑOS de muerto FRANCO.

La hipocresía y desfachatez al límite. Se me agolpan los insultos cuando le veo en la Tele. Otro sinvergüenza al que le gusta la Prensa y Tele adicta, brillar con y en la Política. Por suerte no triunfó en ella al igual que en su carrera Fiscal, aunque lo intentó o lo intenta.

No se manifestó cuando por los 80 visitaba La Modelo tras las torturas oídas por todos los vecinos que salían al balcón gritando “asesinos... asesinos...”. Lo viví... ¡pregunten a los vecinos!

Lo cuento en “Barcelona, 30 años de corrupción” y www.lagrancorrupcion.com en la serie de escritos sobre La Modelo. Yo le ponía la silla, tapizada en rojo, de los “jueces”, cuando venía por fiscal al locutorio a algún interrogatorio. Nunca vi un juez, un simple oficial del juzgado y teníamos que firmar el “Ante mi... el juez de instrucción”. “Oiga señora yo no puedo contestar esas preguntas si no tengo a mi abogado delante y ante el propio juez...”. “¿No quiere declarar...?, usted sabrá lo que hace”. Me sucedió tal cual en el mismo locutorio. ¡Hacía TRES AÑOS en vigor la CONSTITUCIÓN! Hubiera sido aun peor... mi abogado era Luis Pascual Estevill y el juez Ezequiel Miranda de Díos que vivía tan ricamente en un piso de Juan Piqué Vidal, o sea, pagado por Javier de la Rosa.

Era normal por entonces que del promedio de veinte entradas diarias, varios llegaran “señalados”, siempre por “haberse enfrentado a la policía” en su detención. Los pobres de los casos Escala, Bultó y Viola, mucho más que señalados, TORTURADOS, y a la larga exculpados por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Me viene a cuento la expresión de Jordi Pujol cuando le acusaron por apadrinar a Luis Pascual Estevill. Más o menos dijo: Y Villarejo y Mena que se callen porque ellos sabían y le dirigían asuntos a su juzgado...

Y sobre aquella Modelo, leer lo publicado por el primer juez de vigilancia penitenciaria de Barcelona, Javier Gómez de Liaño, a la larga otra víctima de los mismos amorales, CASO SOGECABLE.

Es una consecuencia de las leyes de amnistía. No se depuraron responsabilidades, y los elementos franquistas de más baja catadura, disfrazados de demócratas o del PSUC, se pelean por un PODER, el Judicial, que continua “personalista”, de “amiguetes” o “mafias”. ¡Un triste espectáculo! Con una consecuencia positiva... verles las caras, conocer sus nombres y hazañas, pues si un Pueblo olvida su pasado... cae de nuevo en él y sus graves errores, o peor, como en España, sigue en ellos.

Se me revuelven las tripas... es difícil hasta escribir, acudiré a citas de ayer en mi mail y comentarios:


PARA WIKIPEDIA JIMÉNEZ VILLAREJO SÓLO EXISTE DESDE 1986, CUANDO ERA FRANQUISTA LO HAN BORRADO

La Gata Coqueta ha dit...

Un abrazo
una sonrisa
de espuma blanca.

Rozando
las rocas
el fin de semana

Acariciadas
en continuo cortejo.
por el sol del ocaso.

Murmullo de sonatas
poemas de amor
suspiran las caracolas.

María del Carmen

PÁJARO DE CHINA ha dit...

Formidable tu entrada en Grito de Lobos, Ramón. Solo puedo decir: Amén.

Un abrazo muy fuerte.

María ha dit...

Hola, Ramón:

Ahora mismo voy a ese enlace, gracias por compartirlo.

Un beso y feliz fin de semana.