dijous, 8 d’abril de 2010

SON UNOS SINVERGÜENZAS

Desde siempre han habido varias cosas que me han posicionado contra la Iglesia. Me molesta ese conservadurismo económico y social. Me molesta la cultura sobre la sexualidad que proponen, tan pacata y tan superada. Me molesta que se arrimen siempre a los buenos (económicamente hablando, claro está). Me molesta ese paternalismo que me provoca urticaria. Me molesta que prediquen un cristianismo social que luego no proponen ni en realidad defienden. Me molestan infinitas cosas de la Iglesia.

Pero lo que más, sin duda, su hipocresía moral. Ese doble lenguaje que enmascaran con una retórica meliflua y hueca. Y que durante tantos años hayan ocultado los casos de pederastia que tienen en sus filas. Y que para ellos la justicia de los hombres sea algo aparte. Y que se vistan con ropajes de precio prohibitivo cuando se manifiestan preocupados por las desigualdades sociales.
Ni me los creo ni me los voy a creer jamás. Resulta irónico que con lo que les está cayendo sean ellos ahora quienes hablen de persecución, quienes con la canallería que les es propia se sitúen, justamente ellos, del lado de los perseguidos.

Y esta polémica en el seno de la Iglesia, de esa Iglesia que a pesar de los pesares sigo pagando con mis impuestos, se junta con otras perlas de grandísimo calado. El caso Gürtel, por ejemplo, con el que para variar no va a pasar absolutamente nada (como si lo viera). Como el caso Palma Arena y el presidente Matas, pagando a rajatabla los tres millones de euros que no le supuso ningún problema juntar para evitar la cárcel (luego se supo que se los dejaron sus amigos banqueros para comprar, ay, no sé qué ocultos favores). Como el auto que ha prosperado contra el juez Garzón a instancias de la extrema derecha (lo cual significa que quien tenga la poca vergüenza de atacar a Garzón se sitúa, por tanto, en la línea de la extrema derecha). En fin, que es como para echarse a temblar.
Y si alguien quiere seguir temblando horrorizado ante la catadura moral de la especie humana no tiene más que asomarse al vídeo que nos puso los pelos como púas en el día de ayer, el del asesinato de un periodista en Irak. Si terribles son las imágenes lo que de verdad asusta es el audio (por eso traigo el vídeo subtitulado): la vida y la muerte de un ser humano, inocente además, convertido en mero juego de ordenador, en mera afición por el disparo, en pelea por querer comenzar cuanto antes a disparar las ráfagas mortales. Sin palabras.

Tras tanto por odiar queda una última y esperanzada reflexión: la de que afortunadamente el ser humano exhibe también grandeza y generosidad cuando se lo propone. Esa es la única esperanza que nos queda.

28 comentaris:

Pulgarcito soñador ha dit...

Contundente y brutal como la muerte de un ser humano.
Me encanta esta versión Ramón, visceral, sin concesiones y sin pelos en la lengua.
Por qué habríamos de tener piedad con estos "sinvergüenzas" que, es verdad, se asocian a los ricos y buenos y hacen la vista gorda a la desgracia de los pobres y desprotegidos?
Tengo que pedir la apostasía, este post me decidió. Un abrazo.

NINA ha dit...

Coincido en todo.
La Iglesia me pone los pelos de punta.
Desde los 14 años, estoy rebelada luego de haber leído todos los viernes de mi secundaria la liturgia en misa.
Pero por suerte abrí los ojos.
Nada tiene que ver la religión con el espiritualismo.
El espiritualismo es el fruto de la banana, y la religión, la cáscara.
Yo soy espiritual. La Iglesia es cáscara de banana. A la basura.

Saluti

MAMÉ VALDÉS ha dit...

Que tres temas más complicados, religión, política y abusos de poder, nos traes en tu nueva entrada, de cualquiera de los tres temas es para escribir varias tesis, porque las respuestas como la canción casi siempre están solo en el viento.(Estaré pendiente de los comentarios que te vayan poniendo que serán muchos. Un saludo.

Caruano ha dit...

Ramón, sigo temblando con las imágenes que acabo de ver en el vídeo. Ni siquiera puedo soportar la violencia "de mentira", la de los videojuegos y otras pelis "infantiles", aunque también sé que no hay que cerrar los ojos ante las barbaridades que ocurren a nuestro alrededor. Tu post da para mucho comentar. Yo, hoy, sólo quiero adherirme a tu rabia con el caso Garzón y la poca vergüenza que exhibe la extrema derecha (parte de la judicatura incluída). Un abrazo.

Felipe ha dit...

El odio,la hipocresía y la falta de ética es lo que más me molestan en esta vida.

Hay un inimaginable avamce de la ultraderecha que está despojando nuestra democracia de sus valores esenciales

Todo lo que está pasando es inaudito aunque, por desgracia, muy cierto.

Malos tiempos para nuestro sistema democrático

Dilaida ha dit...

Has tocado los PILARES de la sociedad.
Lo de la iglesia católica no es nada nuevo, sus abusos y desusos están funcionando, a mayor o menor medida, desde hace 20 siglos. La hipocresía es su credo y a lo largo de la historía siempre estuvieron del lado del opresor y nunca defendieron al oprimido.
La corrupción política tampoco es nada nuevo, lo que es nuevo es que se pueda descubrir y juzgar, esperemos...
Y lo de Garzón, eso ya era lo que faltaba...ya sólo nos queda aplaudir.
Bicos

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

Creo Ramon que llegará el día en que nos haremos intolerantes, y radicalmente beligerantes con este estado cosas. Esto no puede seguir así. Son los amos del discurso, de la calle, de la moral. Es un tsunami que arrasa con todo. Por esos a veces te digo que no valen equidistancias, medias tintas, ni procederes más o menos previsibles dentro del llamado juego democrático, porque esta caterva no las utliza, porque van al grano, sin complejos, y les importa un bledo las instituciones, la democracia, la moral o la ética, y mucho menos la gente. Han seguido la estrategia de las izquierdas tradicionales, revolucionarias de hace años: crear movimientos de masas de base muy muy activos (para eso está la religión en sus diferentes credos) ocupar los mass media, generar falsos debates para que se hable de sus argumentos, de sus libros, de sus creencias; generar un discurso intelectual con visos de rigor puesto en boca de universitarios y personalidades de prestigio convenientemente finanaciados y... ¡a triunfar! hace 40 años que trabajan así y desde los 80 que recogen frutos, mientras en la izquierda, desde la caída del muro, nos hemos creído que la varita mágica está en el centro y que vivimos en el mejor de los sistema posibles, con lo cual el personal se ha desencantado y se ha desmovilizado.

Imaginación y contundencia, y hacer, ni más ni menos, que lo mismo que ellos hacen. Pero para empezar con buen pie hay que llamar a las cosas por su nombre. El lenguaje es la herramienta principal. Gracias a un uso estratégico del lenguaje (mendaz, como diría Valente), han triunfado

Vi no hace mucho una peli de la que no recuerdo el título, pero sí una frase que decía el protagonista: 'para derrotar a un monstruo a veces hay que convertirse en un monstruo'.

¡Salud Ramon!

Adal El Hippie Viejo ha dit...

Estimado Ramón!

no soy católico-soy cristiano-y de serlo me replantearía la cuestión de seguir siéndolo.

Hay mucho horror y nada de autocrítica, tampoco justicia.

Actúan corporativamente tapando las miserias que tienen una parte de ese culto.
Sé que hay curas muy rescatables, aquí en Argentina hubieron mártires que por estar trabajando con el mensaje de Jesús junto a los pobres fueron salvajamente asesinados,
a esos rescato
a los que realmente dan testimonio
¿son muchos? no sé

te dejo un abrazo grande

Adal

el video es un horror!!!

Isabel Martínez ha dit...

Lo de las jerarquías eclesiales es de un cinismo absoluto. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Sólo pretenden perpetuar su situación privilegiada de poder. Un asco auténtico.

Lo de España con los sinvergüenzas estafadores, el pan nuestro de cada día. Pagan y salen a la calle. Porque, eso sí, el enemigo es Garzón, que quede claro, que no roba y sólo pretende ser fiel a sus ideas y perseguir a toda la chusma que nos contamina. Que no les desmantelen el chiringuito. Uf...

Lo del vídeo, pone los pelos como escarpias.

¿De verdad seremos capaces algún día de erradicar la violencia en cualquiera de sus manifestaciones? Ruego por ello. Si el ser humano consigue lo más hermoso de forma gratuita y edifica belleza... Aunque, sinceramente, soy más que escéptica al respecto.

Valiente y comprometida entrada, amigo Ramón.

mariajesusparadela ha dit...

Aplausos por todas y cada una de tus palabras.

tula ha dit...

Ramón:
Quizás ignorándola...
un abrazo.

Mercedes Thepinkant ha dit...

A ver si por fin nos damos cuenta todos: la democracia es un cuento para robar a mansalva. Solo hay que ver lo interesadísimos que estamos en imponerla a los países no democráticos. No hay libertad ni justicia. Somos los exclavos perfectos creyendo que somos libres. Todo quedó "atado y bien atado" y nos han vendido la moto. ¿Cuantos cuentos mas nos van a seguir contando? ¿Cuantas mentiras mas nos vamos a creer?
El vídeo me niego a verlo Ramón, no puedo soportar la violencia de ninguna clase, ni siquiera de ficción.

Un saludo

Mercedes ha dit...

A mí, lo que me repugna es la maldad del ser humano, que está en todos los grupos; donde hay hombres hay maldad y bondad. No le tengo una especial simpatía a la Iglesia Católica como institución, pero de ahí a estigmatizar a todos los católicos como si fuesen portadores de todos los pecados del mundo me parece una barbaridad. He conocido a mucha gente dentro del catolicismo muy entregada, que ha dado toda su vida por el bien común. Y te digo que estos son los más. Me parece muy triste y una manera muy sesgada generalizar. Por otro lado, sobre TODOS los pederastas espero que caiga el peso de la ley con contundencia y firmeza, sean católicos, de cualquier partido político, profesores y idiotas.
Sobre Garzón, tengo que decir que no me produce ni frío ni calor, le deseo lo mejor, faltaría más, es mi prójimo, pero teniendo en cuenta el patrimonio que ha acumulado en pocos años, no me cabe duda de que sufrirá poco. Que se haga justicia, nada más, si es inocente que lo dejen en paz, y si es culpable que pague. Aunque, la verdad, la justicia...
Bueno, ya me voy, muy interesante la entrada.
Un abrazo.

josep estruel ha dit...

Hola Ramon.
He pasado un dia fatal, cosa que ya debería estar acostumbrado, pero hoy me ha superado. Todas las noticias relacionadas con España. Por supuesto Iglesia incluida. Manos unidas, Falange, Cabañal...
Donde estamos Ramon, donde estamos.

TULA, me imagino que tienes demasiada buena fe.
"Quizás ignorándola..."
De veras que hay que ignorar todo lo que dice Ramon, y lo que no dice por falta de espacio y tiempo.

Una abraçada.

Anònim ha dit...

No sé por qué os sorprende tanto el asunto. Está más que documentado en la literatura. Deberíais leer, antes de escribir. O renunciar a ciertas abluciones muy vistosas.

Anna Jorba Ricart ha dit...

Ramon...has dado en la diana de mis pensamientos y opinión respecto a la iglesia...
estudié en un colegio de monjas en la época de la dictadura...todo era pecado, todo se basaba en el miedo,penitencias y "cilicios", misa diaria, rosario por las tardes......uff que recuerdos...
Gracias a que tengo la suerte de tener amistad con la "madre espiritual" de entonces,salida del convento en la actualidad,(este año cumple los 80)y es una persona abierta y excelente, con la que a través del dialogo, he podido sacarme la espina de lo que te queda grabado de pequeña y contrastarlo y quitarte de encima, toda esa carga negativa que se te queda impregnada para toda la vida, si no lo reflexionas y no lo resuelves....
Con esto te situo, para hacerte ver lo que supone para mi observar la hipocresia de esos "hijos de la iglesia"...

Los "chorizos" del caso Gurtel tres cuartos de lo mismo...me indignan...
Y lo de Garzon...bueno ¿quienes son capaces de acusar a un juez, que intenta hacer justicia de la memoria historica,a miles de victimas?....
Sinverguenzas como todos los demás
El video ya lo habia visto y es escalofriante...
Una cosa son "las bestias"...animales que matan para sobrevivir y otra muy distinta "los bestias"...
De todas formas hay muchos de nosotros que no somos ni iglesia, ni Gurtel...ni nada que se les parezca..¿ o no ?

tula ha dit...

Democracia:
lo que dicta o dice la mayoría,
¿y si están equivocados?.
Prefiero ser yo mismo quien decide mi vida, en cuanto a lo social, lo que es justo en beneficio de TODOS, no de unos pocos.
¿que es eso de hacer fuentes, AVE, aceras, carreteras, o lo que sea, mientras en este mismo país la pobreza
se extiende con seres tirados por las calles sin techo y los ricos más ricos.?
¿cuando se abandonó a un miembro de la tribu?.
dos de pipas a este ritmo......
un abrazo.

AROBOS ha dit...

El vídeo es estremecedor, impresionante. Tus reflexiones en torno a la iglesia y a las corruptelas son contundentes y acertadas, las suscribo al cien por cien. Vivimos en un mundo donde abundan los sinvergüenzas, delincuentes a los que además se les permite pagar las fianzas impuestas por los jueces con el propio dinero que previamente han robado. Increíble. Y los bancos les prestan el dinero, pero a los pequeños empresarios, a los autónomos, a los que trabajan, les niegan el pan y la sal. Y la Iglesia, la Santa Madre, ha sustituido el calificativo de santa por su antónimo.

La Gata Coqueta ha dit...

Cuando un poeta canta estamos en sus manos: él es el que sabe despertar en nosotros aquellas fuerzas secretas; sus palabras nos descubren un mundo maravilloso que antes no conocíamos.

Novalis

Un hermoso fin de semana te desea...

María del Carmen

Mercedes ha dit...

Ayer leí muy atentamente esta entrada y te escribí un comentario desde mi reflexión sincera. No sé si no está porque aún no has vuelto.
Ya me contarás.
Un saludo. Volveré.

Ramon.Eastriver ha dit...

Mercedes, sí, sí... es que los jueves a veces no puedo conectarme tanto como otros días. Si ayer no puse tu comentario es porque no he podido entrar en internet hasta este preciso instante, en que llego del trabajo.

Fíjate que hasta los anónimos pongo, ¿cómo no voy a poner tu comentario cuando además eres amiga? Bueno, los anónimos los pongo siempre que no sean insultos, claro, que eso tampoco tengo porque tolerarlo.

Aprovecho para decirte que hay cosas en las que estoy de acuerdo contigo (en la Iglesia hay de todo, naturalmente, siempre lo he dicho, incluso en otras entradas... hay gente de la Iglesia que merece mi admiración rendida. Cuando me quejo, me quejo de la jerarquía, creía que había quedado claro).

En lo que no estoy nada, pero nada de acuerdo, es con tu valoración sobre el caso Garzón. Por favor, lee el editorial de hoy de New York Times, lee todo lo que se dice en la prensa europea. No me vale lo de "si es inocente o si es culpable". Mercedes, Garzón es juez. Punto. Hace su trabajo. Y yo me alegro de que lo haga. Le defiendo radicalmente. Porque defenderle es defender la democracia, y estar en su contra es posicionarse con la extrema derecha. No es que lo vea así; es que lo dice todo el mundo.

Respeto en cualquier caso a tu posición. Pero hay cosas en las cuales yo no voy a ser tibio. Un abrazo.

àngels ha dit...

Una muy buena entrada, Ramón... poco queda ya por comentar. Sigue así.... Seguimos en contacto. Un abrazo!

Mercedes ha dit...

Vale, vale, si, la verdad, tampoco estoy muy puesta en este tema, no sé muy bien cuáles son los entresijos. Ahora, no me negarás que el hecho de ser juez te hace inmune a las equivocaciones. Pero te repito, no conozco bien el caso.
Me alegra saber que mi comentario entró, fíjate si seré idiota que pensé que igual te había molestado mi poninión.
Un abrazo.

Isabel Romana ha dit...

El repaso que has hecho no tiene desperdicio, aunque mejor debería decir que constituye un montón de desperdicios, pura basura. Al igual que tú, trato de conservar mi confianza en el ser humano fijándome en las cosas buenas, en las pequeñas bondades cotidianas, el esfuerzo, la honradez, la ética... Sin embargo tengo la impresión de que los canallas son muchos más. Un abrazo.

Lembranza ha dit...

La verdad es que la iglesia siempre han mirado para otro lado cuando tenían que haber dado la cara. Ni siquiera han sabido frenar los abusos de su propia gente, se han limitado a cambiar el problema de sitio, sin pensar en el daño que habían hecho en las victimas. Con lo de Garzon tiene mi apoyo también. La política es una m, no creo mucho en ella. Un abrazo

Raticulina ha dit...

Sí, lo son. Me queda la esperanza de que la próxima generación (la de mi hijos no-católicos ni bautizados para engrosar sus filas)le den la espalda.

Abrazos

Ciberculturalia ha dit...

Soy atea por convicción, por posicionamiento, por reflexión. Todo lo que representa la manipulación y el poder de la Iglesia Católica me produce auténtico rechazo, no así el ciudadano que libremente quiere convencerse de la autenticidad de los dogmas que preconiza esta Iglesia Católica, apostólica y romana.
La utilización del poder por parte de ella es inaceptable. El que la nomenclatura eclesiástica haga gala de tanta y tanta hipocresía es directamente deleznable.
Otra cosa bien distinta son los movimientos de los cristianos de base que en algunos casos han hecho y hacen una gran labor social.
En fin, perdona el rollo querido Ramón.
Buen fin de semana. Un beso

Maia ha dit...

Pues por allí pagan los impuestos para traer la palabra del nuevo testamento y por aqui para que los parásitos locales nos traigan la "verdad" del viejo testamento. Estamos rodeados.En cuanto al fusilamiento en Irak es la demostración fiel de cómo un ser humano puede volverse loco ante la guerra. Porque yo no tengo otra explicación. Peco de no leer mucho los diarios. Estoy harta de ver muerte. He perdido la confianza y si hay alguien que no nos va a rescatar de toda la mierda alrededor es el clero con sus manifestaciones gloriosas. Puede ser que esté pecando de no querer ver. Cada tanto me obligo a actualizarme sin demasiadas ganas lo confieso y le huyo al ser neutra como a la peste negra. Pero luego de haber visto los desastres que el odio puede producir prefiero soñar con que algún día, tal vez algún día, podamos vivir dignamente en este Mundo sea cual sea el color de nuestra piel, nuestra religión, nuestra nacionalidad o nuestra creencia. Esa es mi única religión.