diumenge, 11 d’abril de 2010

GRITO DE PAPEL

Se puede gritar con voz o en papel. Se puede también gritar en digital, que supongo que es lo que hacemos en los blogs a veces (y se me permitirá que barra para casa y remita a Grito de Lobos, ese blog que compartimos varios amigos; viene al pelo con lo que hablamos). Cuando uno grita puede dejarse las cuerdas vocales por el camino, aparte de generar contaminación acústica o simplemente molestia estridente. Pero cuando uno grita en papel todo es mucho más silencioso, aparentemente. Aparentemente, porque los grandes gritos que han pasado a la historia han sido gritos de papel.

No estoy diciendo que el grito de papel que hoy traigo vaya a pasar a la historia, ni siquiera a la historia pequeñita de un barrio, de una calle, de una familia.
Paseando el otro día me encontré este grito en catalán, incluso con falta de ortografía incluida. "Perdona'm Nico", "Perdóname Nico". ¿"Perdóname" por qué? ¿Qué falta atroz había cometido la mujer (pensé que era mujer quien había escrito el mensaje, aunque ello desde luego sea lo de menos) para andar pidiendo perdón en una hoja de papel? ¿Con quién se había acostado la muy casquivana? Porque sí, eso es lo que pensé, que la desesperada había caído en la red de algún don Juan y ahora sólo quedaba pedir perdón al novio ultrajado. ¿Y cómo pedir perdón de forma efectiva si alguien no quiere atenderte al teléfono? Gritar en papel, empapelar con papeles de arrepentimiento todo el barrio del novio. Sí, seguí caminando y descubrí que no era un papel, que eran montones de folios pegados en las farolas, en las paredes, en los postes de la luz. Y en todos siempre el mismo grito, la misma súplica.

Imaginé la cara del pobre Nico, elevado ya a la categoría de cornudo por culpa de una imaginación imparable, saliendo a por el pan y descubriendo que la novia lo ha llenado todo de disculpas. Nico, en lugar de arrancar los papeles, ahí los deja. Que se vayan consumiendo noche tras noche, lluvia tras lluvia. Verá diariamente el grito de la otra. Ello le recordará un momento de dolor sentimental pero también la humillación de ella, imprimiendo y pegando, pegando e imprimiendo, hundida, pidiendo perdón por las esquinas.

27 comentaris:

Mercedes ha dit...

Me he quedado de piedra. ¡Pobrecita! ¿Cómo estará la pobre para pedir perdón a gritos por todo el barrio sin importarle lo que digan los demás? La verdad, ¡qué ovarios más bien puestos! Estoy con ella, está desesperada y quema su último cartucho. La verdad, si después de humillarse públicamente Nico no la perdona, es que no se la merece.
Ha sido un post curioso e interesante. Gracias por traérnoslo.
Hasta pronto.

mariajesusparadela ha dit...

Nunca se me hubiera ocurrido pensar en un engaño, en una infidelidad. ¿por qué no puede ser que se haya dormido y no haya acudido a una cita?, ¿por qué no haber tenido que ir a un recado de la familia y no poder ir a verlo jugar un partido? ¿por qué no una discusión sobre un cantante? ¿O haberse olvidado de regalar en un aniversario?.Y, ¿por qué Nico no siente lo muchísimo que lo quiere , en vez de sentirse humillado?

tula ha dit...

Estoy de acuerdo con Maria Jesus, a lo mejor no fue por motivo de amor sino por.....
un abrazo.

Anna Jorba Ricart ha dit...

me suscribo e iclino más a la opinión de mariajesusparadela...
aunque creo que este reclamo pidiendo perdon, pueda ser tan solo una originalidad de persona joven, atrevida y osada ...
puede estar dirigido a un hermano, puede estar colocado por una apuesta....¿ quien sabe?

madison ha dit...

Sea el motivo que sea curiosa es la forma de hacerse perdonar.

AROBOS ha dit...

Original manera de pedir perdón. Pero ¿por qué pensaste en infidelidades? Has montado toda una historia de cuernos a partir de eso. Bueno, es posible. ¿Por qué no? Aunque ahora, esas cosas se resuelven en programas de TV ad hoc, donde un o una infiel se van a la tele, llevan al engañado/a sin que este/a sepa de qué va la cosa y allí le piden perdón públicamente. De paso, todo el mundo se entera de que el señor o la señora de marras lleva dos herramientas en la frente aptas para colgar lo que se quiera.

MAMÉ VALDÉS ha dit...

Esto demuestra que todo no es Messenger, Tuenti o Facebook y no todo es la red, aún existen "Habitantes de las carvernas", un saludo a todos y a Nico también si puede leer esto.

emeygriega ha dit...

Ja, ja! la verdad es que es una historia cinematográfica.
Es asombroso que uno de los sueños más recurrentes sea el de no poder gritar, y que en la vigilia, sin embargo, gritemos de formas tan desesperadas sin temor al ridículo.

Ciberculturalia ha dit...

Y por qué no podría ser Nico un bellísimo perro al que su dueña abandonó o perdió,

o por qué no podría ser Nico un estupendo varón que desea emprender nuevas experiencias y quiere cambiar...

Ella... en lugar de perdón podría haber ofrecido una alternativa para el reencuentro, no?

En todo caso es estupenda la entrada porque da para mucho.

Un beso

Thornton ha dit...

Esa forma de pedir perdón sólo puede ser por un asunto de cuernos.
Por un retraso se disculpa uno por teléfono y se acabó. Y los perros no saben leer.
Estoy de acuerdo con Ramon, encima lo hace público. Eso no tiene arreglo.
Un abrazo.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

Encontré este papel arrugado, en la calle, justo bajo una papelera. El autor quiso deshacerse de él, pero el destino hizo que acabase en el suelo y después en mi mano. Quizá aporte alguna pista. Transcribo directamente del original:

No te canses, déjalo ya, lo que pasó pasó y ya nada va a reglarlo. Pon pancartas, contrata espacios publicitarios en la radio, alquila a la tuna, cuélgate de la la Torre Agbar con mi foto, crea un blog, un facebook... nada de lo que hagas va a poder hacer que cambie de opinión. He visto tus papeles por todo el barrio. Me ha parecido una idea lamentable, indigna de lo que te hemos enseñado. Olvidate de todo lo que hemos vivido juntos, de todo lo que has aprendido conmigo y haz de una vez por todas tu vida, ¡tu vida!, y olvidate también de que soy tu padre. Tu madre está encantada. Ayer mismo fuimos al cine y después a cenar. ¿sabes cuántoa años hace que no no lo hacíamos? Así es que que te vaya bonito. Ni perdona Nico, ni perdona papi. Por mucho que me llames como mamá no vas conseguir nada. ¡Agur!

¡salud!

Dilaida ha dit...

Bueno confieso que yo también hubiera pensado lo mismo que tú, sólo esa insistencia en que le perdonara tenía que ser una cuestión de cuernos. Pero el hecho de que fuese una mujer, eso ya no se me hubiese ocurrido.
Bicos

Jose Lorente ha dit...

Disculparse es un gesto muy noble, pero mejor si no se hace a gritos, ya sean éstos de papel o en viva voz.

Veo en estos carteles más ganas de recuperar la estima de muchos que de conseguir el perdón de uno.

Bonita entrada en cualquier caso. Tú siempre tan atento a lo que sucede alrededor en el plano de las pasiones humanas.

Un abrazo fuerte.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

¡Oye Ramon! que se me estaba ocurriendo que por qué no iniciamos un relato colectivo partiendo de tu "grito de papel".
No he bebido, y fumar ya no fumo desde hace ni me acuerdo...
¿hace? ¿Quién se anima?

Ramon.Eastriver ha dit...

Mariano José, me parece una excelente idea. Pero, ¿cómo se podría hacer? Empiezo en una entrada y pido que la gente vaya continuándola en los comentarios. Para ello debería deshabilitar los comentarios, para que las sucesivas continuaciones pudieran irse dando y a partir de ellas pudiese a su vez continuarse el relato... Pero, ¿no sería mejor en otra entrada que no haya generado ya algunos comentarios como esta? Buscaré una imagen que resulte sugerente y a partir de ahí propondré el juego. De todas formas puedes matizar lo que desees, o si prefieres tomar la idea, que es tuya, y llevarla a tu blog. Dime algo y pasa una calada...

Ramon.Eastriver ha dit...

Cuando digo deshabilitar los comentarios quiero decir deshabilitar la moderación de comentarios... tantos sintagmas me marean.

Pan ha dit...

Más que la manera de pedir perdón me encantan las historias a las que ha dado lugar algo así. También alabo la idea del autor o es autora, es preferible eso a los carteles diciendo que marianito cumple 30 años. Eso sí, no entiendo la insitencia en lo de los cuernos.
Saludos

Cecilia Alameda Sol ha dit...

¡Cómo me gustaría saber si Nico la perdonó!
Lo que parece claro es que la gente necesita que la escuchen, sobre todo quien está en su entorno.
Además, una persona que reconoce que ha cometido un error ya es, por esa humildad o esa clarividencia, merecedora de ser atendida

Antonio ha dit...

Bueno se ha abierto un interesante debate donde queda reflejada la complejidad del ser humano; pero sobre todo las proyecciones e interpretaciones que vamos haciendo. Decía no se quien ahora, que lo que piensen los demás de ti no dependen de cómo eres tú, sino de cómo son ellos. A ver cómo somos nosotros en este pensamiento interpretativo del ¡Perdona Nico!
Lo más normal es que el hecho causante o motivador de esta solicitud pública, sea una cuestión de ofensa que bloquee el acceso al ofendido, puesto que usa esta forma para hacerle llegar el mensaje. Su magnitud debe ser considerable pues toda reparación se ha de hacer con un coste proporcional a la ofensa y este/a sujeto/a se confiesa públicamente de un pecado no confeso (no sabemos el pecado), pero que sí lo sabe Nico.
Nico debe ser un sujeto que sabe leer, pues de lo contrario para que colgar carteles públicos. Por tanto Nico, aunque sea malamente, sabe leer y es persona. Está en Catalán, por tanto es catalanoparlante prioritariamente.
Y ahora yo me pregunto: ¿Quién es Nico? Creo que es un sujeto con el que se ha sentido unido, bien por afecto amatorio, relación comercial, afectiva o social. En todo caso me inclino por la herida de sentimientos. Pero no tengo claro que la solicitud provenga de una mujer. Puede ser un hombre, incluso gey. Lo que sí me parece es poco respetuoso con el mobiliario urbano.
La próxima vez habría que decirle que este sistema de Salsa Rosa queda mejor si lo firma y se identifican, así la gente del barrio se ahorra ver la tele y entabla conversación, se comunican entre ellos, que es lo importante en esta vida ajetreada a autista que nos ha impuesto la tele.
Ramón es geniales camino que se abre con este post.
Un abrazo

josep estruel ha dit...

Hola Ramon, creo que lo genial sería que Nico le contestase de la misma forma.
Esta formula de mandar mensajes la podríamos incluir en el saco de: señales de humo, palomas.....
Total, que ahora estamos todos intrigados, y deseamos aclarar que demonios a ocurrido. Por lo tanto si van pasando los dias y las noches, alguien tendría que poner papeles rogando a Nico que nos conteste a ella o él y a todos nosotros.
Y darte las gracias a ti por haber puesto esta entrada tan particular.
Muy bueno Ramon.
Una abraçada.

Maia ha dit...

Me gusto mucho tu entrada. Un abrazo.

Caruano ha dit...

¿Se ablandará Nico? o ¿sólo se ablandarán los carteles cuando caigan las primeras lluvias?
Sugerente entrada.
(Me ha encantado el comentario de El Pobrecito...)
Saludos

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

Ramon.
Le doy vueltas a la idea de llegar a la identidad de Nico y del origen de la petición de perdón a través de un relato colectivo y se me ocurre que la única manera de hacerlo es creando un blog nuevo, ad hoc para este tema. ¡Puede que lleguemos al infinito y que Nico se convierta, al final, en el asesino de LAURA PALMER, y desvelemos uno de los enigmas más misteriosos de las últimas décadas !. En cuanto lo tenga montado te lo digo a través de tu correo para poder lanzarlo y para que los blogueros del mundo participen y pasemos todos unos buenos ratos.
¿qué te parece?
¡Salud!

josep estruel ha dit...

Ramon, que exito¡¡
NICO FOR PRESIDENT....¡¡¡¡¡¡

El alegre "opinador" ha dit...

Mira que eres mal pensado. A mí no se me hubiera ocurrido la historia de la "cornamenta". Se me ocurre más una bronca entre "niñatos" quinceañeros por cualquier cosilla sin importancia. Los adolescentes engrandecen todo hasta el infinito...
¡Qué buena entrada, Ramón! A ver si te enteras de qué iba la historia de verdad y la cuentas...
Un abrazo.

Maripaz Brugos ha dit...

Jó,Ramon,la que has liado...jejejeje

No se imagina Nico, que su fáma ha trascendido a la bologosfera,y que tiene una historia propía, dentro de ella.

Nos vamos a tener que quedar con la intríga...a no ser, que Nico, de la cara.

Lembranza ha dit...

Ay pobre! Supongo que ya seria lo ultimo que se le ocurrió. Todavía encuentras cosas que te pueden sorprender, sin duda esta es una de ellas. Mi amigo tiene un perro que se llama Nico, a ver si este también es un perro que cansado de su amo se fue de casa. Un abrazo