dimecres, 7 de gener de 2009

RACONS (I): MONUMENT A L'HOLOCAUST

Hi ha un espai a Berlín que resulta sorprentent. És força nou. No sé ara com estarà, potser està molt degradat. Quan jo hi vaig anar feia poc que l'havien inaugurat i era impresionant.
Al costat de la Porta de Brandemburg, a quatre passes de Potsdamer Platz, un monument original recorda tots els morts a l'Holocaust dels nazis. En una plaça amb desnivells un conjunt de blocs de pedra negres de diferents alçades, posats en fila, creant un laberint de llargs passadissos, componen l'original monument. T'endinses i els blocs es fan més grans. Els blocs de pedra delimiten els carrers estrets i alhora amaguen el voltant. No hi ha pèrdua, si un segueix recte surt del monument però alhora la sensació és d'absoluta claustrofòbia.
Resulta una curiosa metàfora de l'horror. I una interessant manera d'honorar el record. (Tan present ara, amb tot el que està passant a Palestina. Quina vergonya l'esser humà...)

4 comentaris:

María ha dit...

Por Dios, mi darling, no puedes imaginarte como me he quedado al ver el monumento del holocausto. Estuve cuando lo inauguraron, con una amiga, y me quedé tan muerta que una amiga tuvo que arrastrarme pues entré en un estado de shock que no te imaginas. Me envolvió todo, el espacio, el silencio (¿no te fijaste, querido?), el desierto de bloques que tan bien se ve en tu última foto... Estuve consternada varios días y volví al cabo de dos o así al lugar, después de unas compras en la Sony. Y ahora he regresado de reciente, y para allí que me voy, sola. Sigue igual. Igual el monumento e igual mi emoción al recorrerlo. Querido, pasear en soledad entre los bloques me emocionó tanto nuevamente, lástima de unos del monopatín que les dije de todo, los muy capullos. Besitos, querido.

joseantonio322 ha dit...

Me complace saludarte. Ha sido una una gran casualidad porque entro por primer vez en tu blog y me encuentro con el monumento que describes, del cual estuve hablando con unos amigos el día de Reyes y que no sabía de su existencia. No conozco Berlín, pero tendré muy en cuenta el consejo. Saludos, y tienes razón con lo de que el ser humano es una vergonya... es muy fuerte lo de Palestina.

soniabaste ha dit...

Haurem d'anar a Berlin, nen... Molt clares les fotos, sobretot et fas una idea molt clara del monument tan estrany. Bon 2009

Ramon ha dit...

María, me alegra saber que el monumento tan impresionante está en buen estado, me pareció muy original. No me quiero imaginar los de los monopatines saltando sobre los bloques, hiciste bien poniéndote seria. José Antonio, bienvenido al blog, y sí, Berlín siempre es una/s idea/s. Sonia, que sí, que Berlin està molt rebé, però l'Empurdà és l'Empurdà...