diumenge, 20 de desembre de 2009

GRAFITI (VI): LAS SOMBRAS QUE NOS DEFINEN

Un día, bajando al centro en bus, descubrí esta frase misteriosa. Saqué la cámara y disparé pensando que no había salido nada. Más tarde vi que las sombras habían querido que saliese. Las sombras que nos persiguen o nos definen, o ambas cosas. Luego, en casa, tuve una intuición: la de que no era la primera vez que alguien era definido por la sombra de un grafiti. Así que busqué en mi amigo Google que me confirmó que había más sombras sueltas, siempre con la misma caligrafía. Puede verse aquí , aquí y aquí. El primer enlace nos lleva a un extraño blog colectivo que se dedica a recolectar grafitis de diferentes partes del mundo (un grafiti, en su descontexto, es como una psicofonía sorprendente). Las sombras nos siguen definiendo y mandando. Estamos rodeados.

21 comentaris:

paula ha dit...

¿Serán tuyas todas las fotos que aportas en los enlaces?que fueran de verdad ajenas a tí me sorprenderia un monton, que fueran tuyas me parecería un poquito una trampa, así que si es verdad lo qu dices igual si que estamos rodeados por las sombras, UN abrazo desde Terrassa la bisbal.

soniabaste ha dit...

Saps que em sembla que jo tambie he vist aquest graffitti? on vas fer la foto, pero em sona moltíssim. Bon nadal, que ja s'apropa i abriga't pel fred polar que ens envolta.

Culturajos ha dit...

Me encantan esas frases huérfanas, que duermen en las calles.
Te haré una pequeña confesión: no se pintar, pero lo intento. Lo mejor de intentarlo es ir a un taller de un pintor y trabajar a su lado. Primero hacen el boceto. Cuando continúan el cuadro aparece una imagen pura que transmite belleza. En ese momento parece una imagen genial y te sientes frustrado. Nunca podré hacer eso. Y en ese momento comienza el juego de sombras. Un poco por aquí, un poco por allá, y la belleza pura se convierte en real. El personaje con sus sombras, sus flaquezas, sus miedos. Ese es el personaje, el paisaje, el bodegón. Creo que hasta que no somos capaces de dibujar alguna sombras en el otro no lo hacemos real.
Me gusta esa frase. Pensemos en nuestras sombras.
Salud desde Bolonia.
Quisque.

Eastriver ha dit...

Paula, es del todo cierto lo que cuento, así que sorpréndete, pero tampoco tanto. Habrá alguien que ha ido estampando su frase, la de las sombras, en varios lugares de Barcelona cap-i-casal, y otra gente, yo entre ellas, se ha dedicado a fotografiarlo. Un abrazo que vuela hacia Terrassa.

Sonia, no et sabria dir, és un grafiti que fa de mal veure doncs com es pot veure està en una porta, en una barra, en la part inferior. Està a Bruch entre Còrcega i Rosselló. Una abraçada i abriguem-nos, que venen nevades.

Quisque, mr has dejado estupefacto con tu explicación. Es la receta de la sombra. Lo que cuentas es muy bonito pero además complementa perfectamente la frase que hoy traigo. Según lo que cuentas es cierto que nuestras sombras nos definen: sin ellas somos imagen genial porque no habitamos. En cuanto aparece la sombra tomamos peso y desidad. Aguda observación, Quisque. Un abrazo vuela para Bolonia, con la petición de una exposición virtual de algunos de los mejores bocetos de Quisque.

mariajesusparadela ha dit...

Pues yo si sé exactamente don destá el grafitti que más me ha impactado: En Ourense, en la calle Concejo, un poco más arriba del parque infantil; decía:"no te lamentes, enseña los dientes"
¿tu no eres un lobito de manada, Ramón?

NINA ha dit...

En verdad las sombras dependerán siempre de las fuentes de luz. No es lo mismo cuando la fuente de luz no es puntual, (la sombra se divide en umbra y penumbra) que cuando es más ancha (más difuminada o borrosa será la sombra.)

Si hay múltiples fuentes luminosas, habrá múltiples sombras, con las partes solapadas más oscuras, o con una combinación de colores. Cuando una persona o un objeto está en contacto con la superficie, como una persona sentada en el suelo o un poste clavado, las sombras convergen al punto de contacto.

Si sólo existe una fuente de luz, las sombras arrojadas por aquella serán siempre grises, sea cual sea el color de la fuente. En cambio, si existen dos fuentes de luz de distintos colores, supongamos rojo y azul, las sombras proyectadas por cada una de ellas serán del color de la otra fuente de luz, y sólo la intersección de ambas sombras será gris. Es decir, la sombra de la luz roja será azul, pues está iluminada por la fuente azul, y viceversa. En el caso de que existan más fuentes de luz, cada sombra será del color resultante de la adición de las fuentes que aún iluminan esa zona, permaneciendo en gris las zonas donde intersecten las sombras de todas las fuentes luminosas.
Mucho lío...no?
Saluti

Ana Rodríguez Fischer ha dit...

¡Qué bueno ese graffitti, mariajesus!

Confieso que a veces entro en los aseos de las alumnas para ver qué escriben en las puertas.

Sería otra antología (más sexual que erótica, la verdad).

Sobre la sombra, Ramón, vi una exposición tremenda (alucinante) en Madrid la anterior temporada.

Kisses!

Laura ha dit...

Solo cuando nos atrevemos a conocer nuestra sombra nos conocemos por completo, y dándo lúz poco a poco con paciencia y voluntad podremos cambiar las oscuridades de nuestras almas.

Eso es lo que yo pienso de las sombras.

Si me permites, la exposición de NINA me ha dejado "asombrada", qué manejo de la proyección y de la luz, del color, maravilloso.
Abrazos desde la oscuridad de la hora

NINA ha dit...

Ay Laura! No me he podido resistir.. mi ego necesitaba una caricia y me lo has dado.
Por eso me atrevo a contestarte aquí.
No lo he dicho yo, lo he estudiado en la facultad de Arte. Sólo repito como lorito.
Aprovecho para desearles una felicísima navidad a todos y que el año que viene nos trate mejor.

Baci, baci e baci di piu.

Eastriver ha dit...

María Jesús, muy bueno el grafiti de Ourense: esos son los que a mí me gustan, los que motivan, los que ponen en movimiento.

Nina, cuando leí lo de las sombras y saqué la cámara e hice la foto intuí que era cierto, en alguna y recóndita medida aquello de que nuestras sombras nos definen. Nunca pensé que tanto, la verdad. Tu espíritu artístico sabe que la sombra es mucho más que la sombra. Al principio me reía con tu exposición pero luego me quedé pensando. Diría casi que las sombras nos definen mogollón. Besos.

Ana, lo de la exposición sobre la sombra me ha dejado perplejo e intrigado. Por lo pronto observo cómo la sombra nos asombra (Rosalía dixit) a todos, y nos asombra porque nos define. Recuerdo por ejemplo esos viejos cigarrillos Sombra espantosos, ¿sabes?. La sombra nos rodea asombrándonos. Un abrazo.

Laura, eso pretendía y por eso me sorprendió el grafiti. Sé que todos somos luz y sombra. Que hay tanto que no se ve ni casi percibe que permanece oculto incluso para nosotros mismos. Casi diría que somos más sombra que otra cosa. Un abrazo enorme, y qué envidia de pastelitos.

El Hippie Viejo ha dit...

Estimado Ramón!

Es sorprendente el post!

Quiero decir que el comentario de Nina-lo leí dos veces-es muy didáctico,
al menos así me resultó,
porque echa luz sobre sombras.
Si Ramón, quizás estemos rodeados!

Te dejo un abrazo Grande y deseos de buena semana!

Adal

(fútbol)
Felicitaciones por el triunfo del Barcelona!!!

Raticulina ha dit...

Si el grafitero hubiera hablado en singular de la sombra diría que se ha empapado de Jung y ha entendido que nuestros aspectos sombríos nos configuran tanto o más que nuestros aspectos conscientes, al hablar en plural tal vez es que ha estudiado en una facultad de arte, vistas el número de sombras y colores de éstas que hay, tal y como explica tan bien Nina...

Un saludo y sigue con tu atención.

Lembranza ha dit...

Hay frases que cuando las lees la primera vez no te dicen nada, es cierto, pero al igual que las sombras, las lees otra vez y te dicen mucho. Me gusta buscar frases y que me digan algo, es una de mis debilidades. Bon Nadal

Pulgarcito soñador ha dit...

Pensar, en el sentido derridiano, que ese grafitti es la huella de una ausencia. Es algo escalofriante. Un abrazo.

Isabel Martínez ha dit...

Sí que estamos rodeados de sombras, Ramón, pero esas sombras sólo existen por la luz que las permite. No lo olvidemos.

¡Qué gozada de comentarios! Me lo he pasado en grande leyéndolos.

Besos.

Culturajos ha dit...

Hoy llego tarde a todos sitios. Bonita entrada, tan llena de sombras, tan meláncolica. ¿Sabes? hoy he visto una pared recién pintada. La han pintado para ocultar los grafitis posiblemente ofensivos (No lo sé) pero debajo de la pintura se podía seguir apreciando las líneas. Ahora la pared no me parece igual de bonita pero por lo menos sigue manteniendo sus sombras.
Un abrazo.
El Fumador.

Eastriver ha dit...

Adal, más allá de los juegos de las sombras está el tema del Barça. Ay, me alegré, siento decirlo. Era la única copa que nos faltaba, has de entenderlo, jeje. Un gran abrazo, majísimo.

Raticulina, seguramente la verdad está a medio camino: Jung y el arte, el concepto psicológico y el artístico. Somos todo ello y todo ello nos define. Gracias por venir a verme.

Lembranza, una gran ilusión leerte aquí. Sí, una frase encierra un mundo en ocasiones. Yo también soy buscador de frases. Un abrazo muy especial.

Pulgarcito, las huellas de las ausencias son tremendas. "Si no sospecharé que me pusiste/ en tantos bienes porque deseaste/ verme morir entre memorias tristes" (Garcilaso de la Vega). Eso es el recuerdo doloroso. Una sombra. Gracias por pasarte.

Isabel, querida amiga, la luz y las sombras son las que nos definen. Todo está ahí. Un abrazo (Por cierto, tenemos blog nuevo y colectivo... espero verte también ahí).

Fumador, lo de pintar para borrar es también muy propio. Hay gente que se ofende por nada. Hay gente que vive ofendida. Y hay gente, esa misma, que son tan perfectos que a mi me ofenden a veces un poco. Un abrazo, amigo.

emeygriega ha dit...

Es fascinante el tema de los graffitis callejeros, Buenos Aires está llena de leyendas de izquierda y está gobernada por la derecha. Toda una sombra para investigar a fondo.

Feliz Año Nuevo, East River! Un abrazo gigante desde la otra costa.

Ana Rodríguez Fischer ha dit...

Ramobn,
los cigarrillos Sombra eran detestables. Lo más ínfimo. Pero aun así picamos (por eludir el Rex, mayormente, aunque yo me escudaba en el Mencey, que fumaba mi profe: Manolo Romero. Porque, claro,a lo que no condescendía era a ser muy proletaria en lo del tabaco y fumar...
Admito que incurrí en los Carabeles.
Pero si mi hermano mayor me traía unos Muratti de los de verdad..., me perdía. Y mi primer año en USA fue un festín: con los Winston y Marlborough de verdad.
Años, nostalgia!

Susana ha dit...

Ando estos dias cubierta de sombras. Y pienso, una vez contigo, que cuanto mas perpendicular se tiene el foco de luz, mas alargada se nos aparece una sombra. Las sombras, las nuestras, nos definen, porque nos muestran sobre todo lo que no alcanzamos a ver cuando miramos hacia abajo.

Con la mirada 'gacha' (que dirian en casa) pero con la sonrisa al cielo, te mando un beso que nunca deja de asombrarse.

El Hippie Viejo ha dit...

...y nos han ganado....y por goleada!
Muy Bien!!!

estimado Ramón!

deseo que los días a venir te encuentren bien!
Muchas Felicidades!!!

un abrazo

Adal