dissabte, 23 de gener de 2010

LLACH

En este mundo globalizado la música que llega y que circula suele ser siempre la misma. Las propuestas arriegadas y auténticas no circulan, o circulan poco. Y uno debe buscarlas lupa en mano, a veces con la complicidad de los blogs amigos.

Un cantautor que canta en catalán dentro de España es una propuesta tan exótica como un cantautor de Bali, o incluso más. Seamos sinceros: un cantautor, da igual la lengua, es siempre una cosa rara. Malos tiempos para según qué lírica. Pero incluso en ambientes podríamos decir propicios la música que en España se hace en otras lenguas peninsulares es automáticamente descartada. No es éste un intento de culpar a nadie: yo mismo, desde Barcelona, desconozco todo sobre la música que se hace en Galicia o Euskadi. Es muy difícil sustraerse a esa tendencia. Lo preocupante es la tendencia en sí misma. (No sé si preocupante es la palabra, tantas cosas hay más preocupantes. Quizá debí decir sintomática).
Lluis Llach es uno de esos cantautores catalanes que creo que como mínimo merecería la pena que se conociera fuera de aquí. Enormemente comprometido, su postura no le ha ayudado más allá del Ebro. Seguramente no le ha importado en exceso puesto que nunca se ha planteado cantar en castellano. Aunque está ya retirado, aquí se le respeta mucho y además es una figura en cierta medida popular. Su música me ha acompañado siempre: canciones emblemáticas para toda una generación que sin embargo no puedo poner aquí ("Viatge a Itaca", basada en el poema de Kavafis o "Campanades a mort", por ejemplo, un homenaje alucinante a los represaliados por el dictador en 1975... por los mismos días más o menos que Aute se quejaba por sucesos análogos en la preciosa canción "Al alba"). Su música me ha acompañado siempre como a tantos otros de mi generación. Mi amigos Rosa y Josep, por ejemplo, Susana de El cajón de los pretextos, otra llachista convencida, o Miguel Angel. Tantos otros. Recojo aquí dos canciones emblemáticas de Llach que a mí me gustan mucho y son de las más conocidas.

"Que tinguem sort" ("Ojalá tengamos suerte") es una canción de duda amorosa. La voz poética comienza planteando dos posibilidades: la ruptura o superar las dificultades. Pero su apuesta es, a pesar de las dificultades, claramente optimista:

"Si véns amb mi,
no demanis un camí planer,
ni estels d'argent,
ni un demà ple de promeses, sols
un poc de sort,
i que la vida ens doni un camí ben llarg."




"Amor particular" es otra canción de amor. El poeta se detiene y agradece a la persona amada "todo el tiempo que llevo queriéndote"; esas pequeñas cosas que generalmente no se dicen.

"T'estimo, sí,
potser amb timidesa, potser sense saber-ne.
T'estimo, i et sóc gelós
i el poc que valc m'ho nego, si em negues la tendresa;
t'estimo, i em sé feliç
quan veig la teva força, que empeny i que es revolta"


23 comentaris:

madison ha dit...

No puedes hacerte una idea de lo que ha representado en mi vida las canciones de Lluis Llac, desde que recuerdo han estado presentes.
Reconozco que al principio no entendía muy bien lo comprometido que estaba con sus ideas, su lengua...recuerdo que mis amigos, ya sabes como decimos por aquí "los de la colla", ellos eran algo mayores que yo y entendían, yo también llegué a entender.
Maravillosa entrada Ramón.
Un abrazo

Isol ha dit...

Antes de tener blog desconocía muchissimas cosas,en este tiempo he aprendido mucho,este intercambi cultural es increíble!, a Lluis Llach lo encontré por un enlace que tiene Josep Estruel en su blog,y me encantó,sus letras son impresionantes como lo es su historia de vida.
Te dejo un abrazo,y te deseo un buen fin de semana.

Thornton ha dit...

Siempre lo he llevado conmigo, en mi casa, en mi coche...pura sensibilidad. Cantautor, poeta, músico. No lo imagino cantar en otro idioma que no sea el catalán, no lo deseo. Pero nos pertenece también a muchos no catalanes, es parte de nuestra historia personal. Gracias por esta entrada. Un saludo.

El Hippie Viejo ha dit...

Estimado Ramón!

coincido con Isol respecto a esta maravillosa herramienta de comunicación llamada Blog.

No tengo dudas que nos abre la cabeza, que nos hace sentir cerca el uno del otro y también conocer otras culturas, otras costumbres, otros artistas.

Nunca escuché a LLac, como quiza´s vos nunca escuchaste a Vicentico con los Fabulosos Cadillac, pero seguro que ya estos nombres quedan registrados en nuestra memoria, no?

Amigo!
te dejo un abrazo Grande y con él los mejores deseos para vos!
Buen fin de semana!!!

Adal...que pide disculpas por tener los comentarios en su blog todos mezclados.

Isabel Martínez ha dit...

"Companys, si sabeu
on dorm la lluna blanca
digueu que la vull
pero no puc aviar estimarla
que ancara hi ha combat...
........................."
(Pido excusas por la ortografía, pero es de oídas y no sé catalán).


Divino, amigo Ramón. Todo él. Su "Viatge a Itaca", eriza con letras de Kavafis.
Es un magnífico compositor, para mí de lo mejorcito que tenemos.

Incluso, tengo por ahí unas composiciones suyas, sólo música, muy mediterráneas y muy bellas, tipo música película italiana de la época de Fellini. Pura gloria.

Petons por traérnoslo.

mariajesusparadela ha dit...

Ramón, querido, cómo me gusta poder llevarte la contraria: Llac es de todos, también de los gallegos.
Cantarlo era mostrar el desacuerdo.
Traspasó fronteras, meu amigo, aunque tu no lo sepas.

mariajesusparadela ha dit...

Bueno y, me olvidaba: no era solo Llac y "l´estaca", era Raimon y "Al vent", era Serrat (els titels, la tieta...), era Al Alba...
Pero, amiguiño, tu naciste libre

Culturajos ha dit...

Hola Ramón, la verdad es que nunca he sido mucho de cantautores, pero ahora estoy empezando a hacerlo. Si te soy sincero, cuando me pongo a buscar sólo encuentro a los más "famosos" por decirlo de alguna manera, por eso te agradezco los nombres que das. Me los apunto y cuando los escuche te digo algo.
Un fuerte abrazo y sigue revindicando, gracias a eso has conseguido abrirme muchas veces los ojos, descubriendome nuevas perspectivas de la vida.
Un fuerte abrazo.
Fumador.

Ana Rodríguez Fischer ha dit...

Ramon...
Llach se conocía (y muy bien) en la Alemania de los ochenta.
Me gustan muchas de sus canciones. "Si em dius adèu", por ejemplo. Y también la dedicada a Puig Antich.
Pero de seleccionar un álbum, quizás me quedaría con "Campanades a mort". Aparte de los hechos que canta y cuenta, me parece de un registro prodigioso

felicitaslaura ha dit...

Llac es esencial para mi generación.

Recuerdo una manifestación en Madrid-quizá en el 75, no recuerdo exactamente-se llamó El Festival de los Pueblos Ibéricos, se realizó al aire libre en la recién creada Universidad Autónoma , estábamos todos en una hondonada y los grises a caballo en lo alto vigilaban nuestros movimientos, cantaron muchos, El Ovidi, Paco Ibañez, Llac...cantábamos y llorábamos de emoción, mirando por el rabillo del ojo lo que pasaba en lo alto.

Tengo todos sus discos en vinilo, en casete, en CD.
Un montón de conciertos, con María del Mar Bonet.
También fui a verle a Elche, un año cantó en El Misteri, una maravilla.

Gracias por traerlo, es un gustazo.

felicitaslaura ha dit...

Perdona Ramon, el otro día te puse un mail y no se si te llego o no.

Ciberculturalia ha dit...

Para mí también es y ha sido importante LLuis Llach... como no.
Uno de los grandes
Gracias por el recuerdo
Un beso

Eastriver ha dit...

Laura, he tenido un susto al leerte. ¿UN mail de Laura y yo sin contestarla? He ido deprisa a gmail por si estaba ahí y yo no lo había visto. No hay nada, Laura, no me llegó nada. O eso o lo borré accidentalmente. Espero que tengas una copia, mándamelo cuando puedas, me encantará leerlo; es más, es una necesidad leer los mails de los amigos del blog que me escriben. He pensado en escribirte y he clicado sobre tu nombre en la entrada pero no he sabido encontrar tu mail por ningún lado. Envíame el mismo, si lo conservas, me gustará enormemente leerlo. Un abrazo gigantesco.

A los demás, qué alucinante que se conozca a Llach desde lugares tan lejanos. María Jesús, corazón, yo sé que los grandes no son de ningún sitio, son de quien los siente y los ama... tampoco Mendinho es gallego. Un gran abrazo a todos.

Lembranza ha dit...

yo vui un demà ple de promesas. molta sort. Mi catalán esta un poco oxidado.
Lo que importa son los ideales de cada uno. Me gusta Lluis Llach. Un abrazo

soniabaste ha dit...

Sempre m'ha agradat en Llach, la meva llastima va ser no poder anar a despedir-lo a Verges en el seu darrer concert. Crec que un dels videos que poses es d'aquest darrer concert.

romeu.and.romeu ha dit...

A mi no m'agrada, potser soc massa jove pero no hi entro en la seva musica i en canvi si que he entrat en d'altres cantautors com Cohen o així. El Llach te cançons bones pero en general no es un music que escoltaria normalment.

josep estruel ha dit...

Hola Ramón.
En una "mani" en las Ramblas, a la policia antidisturbios, le tirábamos flores que cojiamos de una parada. No se de donde salía la canción, pero salia. Era "Campanades a mort". Cuando volvimos por la parada le pagemos las flores a la señora. Creo que nunca se me han puesto los pelos de punta como aquel dia.

Mi blog está enlazado con el suyo.
Una abraçada.

Dilaida ha dit...

Lluis Llac, Raimon, Serrat... forman parte de mi generación.
Bicos

Culturajos ha dit...

Llach, busco a Llach. Quisque aún recuerda esas palabras, y a la rubia. Buff. Qué calorrrr.

Eastriver. Hay muchas cosas que responder y que preguntar: ¿qué es un cantautor? ¿el que reivindica libertades, el que canta lo que escribe, un compromiso político, una canción de amor? Es que se me han venido a la cabeza Tontxu, Javier Álvarez, Rosana, Quique González y no sabría si ponerlos junto a la etiqueta. Los cantautores siguen tocando. Ahora, abría que ver qué letras nos gustaría que tuviesen.

En cuanto a que cantan en catalán. Pues Dylan, Cohen, Springsteen cantan aun mas raro y se les escucha aunque no se les entienda. Creo que reivindicar a Llach está bien, pero sería reivindicar un momento cultural, una vivencias que ya han pasado.

Mi cultura no es mucha y creo que se disfruta lo que se vive, lo que forma parte de la "cultura" de cada uno.

De cualquier modo sembrar arte es muy parecido a sembrarte. Tus semillas son valiosas si caen en buenas tierras.

Gracias Eastriver
Salud

PACO GÓMEZ ha dit...

Llach es una de esas personas que nos hacen sentir que no estamos solos. En cuanto su legado artístico, pocos como él, yo diría que el único, se han adentrado tanto en su creación y han sabido evolucionar, dimensionar su canción.
Un abrazo.
Paco

Mar ha dit...

Hola Ramon!!

Muchas gracias por tu visita y por tu apoyo.

Te he contestado en mi blog, pero he querido venir a visitarte para decirte aqui lo mismo:

Me solidarizo con el colectivo de profesores ya que comprendo perfectamente vuestra incapacidad ante estas situaciones y no "peleo" con vosotros, peleo con la administración y OJALA con esta iniciativa se consiga tanto centros con EE y profesores preparados para impartir esta EE pero no a 30 niños a la vez claro.

Gracias por tu apoyo :)

Besitosssssssssss

Manel ha dit...

Gràcies per la teva visita i les teves paraules deixades, Rio de l'Est.
Et deus referir al poema TRAJECTE D'AVUI:
Bé, si no et refereixes a aquestes paraules (.. Tinc el consol d'entrades antigues, he vist alguna cosa d'un tren?) desitjo que en la teva pròxima visita recordis el pas del tren que cites.
”Potser em deixin les paraules o potser em deixeu vosaltres...”
Ens llegim.

Susana ha dit...

Ay, Ramon! Mi Llach de mis entretelas!! Cómo me gusta ese hombre!! Recuerdo, a los 11 años, ir desgranando lo que habría de ser mi ideología a través de sus discos, los que había comprado aquel andaluz tremendo que fue mi padre y que´podía cantar fácilmente a Llach por cante-jondo en la ducha. El ara i aquí me transporta indefectiblemente a aquellos momentos. Y mientras proliferaban los autores de la nova cançó a los que "sólo" importaba la letra política, Llach era tremendamente creativo musicalmente, cuidaba la voz, los arreglos y la propia poesía.

Lo que sí confieso, amigo, es que tu selección de canciones no hubiera sido la mía... I'm sorry!

Un abrazo.