dilluns, 24 de maig de 2010

LO QUE ME MOLESTA DE LAS TIJERAS

Si hay huelga general seguramente no iré. Porque soy solidario y asumo con mi esfuerzo la parte que me toca de la recuperación del país. Porque entiendo que vivo donde vivo (en Europa) y no en Asia. No digo que me parezca que se ha hecho bien: se hizo tarde y se quitó de los de siempre. Estoy enfadado, eso sí. Enfadado porque quienes generaron la crisis no la pagan. Enfadado porque este régimen en que vivimos se parece muy poco a una verdadera democracia. Pero una vez asumido esto puedo entender las cosas, incluso aquellas que no me gustan.

Pero me gustan menos las mentiras. La mentira es lo que de verdad nos molesta (y vivimos rodeados de ellas). Si yo soy solidario lo mínimo que puedo exigir es que todo el mundo lo sea, empezando por el Rey y su numerosa parentela, que cobran lo indecible. Que todo el mundo sea solidario pero especialmente los que más tienen.

Nos preguntamos muchos por qué no es solidaria también la Iglesia, por qué no se usa
también la tijera con ellos. Y nos gustaría que se nos explique algo que ya hace tiempo que me parece tan sospechoso: ese sumidero de billetes que son los proyectos I+D+i. Detrás de la Investigación y del Desarrollo, que suenan tan bien, siempre hemos sospechado que se escondían proyectos militares de la peor calaña y del mejor negocio. No se recorta, pues, el dinero para tanques (gracias Fritus por el excelente dossier). No me indigna que a mí me recorten: como puede verse, lo que me molesta es todo lo que rodea el tema.
U otra cosa. Una encuesta señala que al conjunto de la población española le parece genial que a los funcionarios nos recorten el sueldo. Cuando me enteré pensé que los verdaderos enemigos son el pueblo, por envidia o qué se yo. Ser funcionario no ha sido nunca cómodo, como si en los trabajos del sector privado todo fuera un ejemplo de eficacia y profesionalidad. Ahora, muchos conciudadanos, en lugar de situarse de nuestro lado (al fin, todos somos trabajadores) se coloca directamente enfrente y en lugar de preocuparse de lo que le asignan a la infanta (que es como para montar un cirio) aplaude rabiosamente porque a mí me quitan doscientos euros. Estamos rodeados de capullos, me temo.

Y para acabar, un apunte positivo. Vi por la tele recientemente un excelente reportaje de Isabel Coixet: La mujer, cosa de hombres. Utilizando la técnica perspectivista del contrapunto la directora iba engarzando anuncios e imágenes televisivas sexistas de décadas anteriores en que la mujer era considerada un mero objeto, con noticias muy actuales de violencia contra las mujeres. Enormemente efectivo ese mensaje: de aquellas lluvias estos lodos. Os dejo un fragmento del reportaje. Y os anuncio que muy pronto estaré de celebración.

28 comentaris:

Maia ha dit...

EastRiver, no puedo comprender porqué los funcionarios públicos, que supongo pagan impuestos como el resto de los funcionarios del sector privado, son los únicos que se ven influídos por el recorte. A mi me encanta eso de que cuando la empresa está en problemas los empleados recortan pero nadie se acuerda en tiempos de bonanza de subirles el sueldo??? o es que alguien les prometió a ustedes algún tipo de beneficio cuando pase la mala racha por ejemplo?.
Y el reportaje de Isabel Coixet...te lo puedo robar para mi blog TLMQS?? incluyendo tus palabras de presentación. Si la respuesta es positiva por favor hazmelo saber por mail. Gracias por aceptar !!! je,je (manipuladora yo?????)

Maia ha dit...

Pero necesito que me mandes el reportaje entero eso sí o el link. Y además me gustaría saber qué celebramos....Otro abrazo y otro beso.

Pulgarcito soñador ha dit...

Me encanta la perspectiva desde la cual mirás el ajuste, el terrible y mentado ajuste.
Con ese desprendimiento y falta de egoísmo, propio de los antiguos caballeros.
Pero con la furia de saber que esto es fruto de injusticias que se cometen y después se quieren reparar sin castigar a los verdaderos responsables. Un abrazo.

mariajesusparadela ha dit...

Yo he vivido esa época.

Y tampoco me manisfestaré en contra de mi recorte.
Al gobierno le es más fácil culpar a los funcionarios que reconocer su error. Y, desde luego tiene más control sobre los sueldos de los funcionarios que sobre el dinero que está en paraísos fiscales.
Por eso utilizan la demagogia.

Cornelivs ha dit...

Coincido integramente con tu post, Ramon; en letra y en espiritu.

Un abrazo.

Felipe ha dit...

Debo reconocer que a mí sí me molesta que le metan un pellizco a mi sueldo.Un sueldo que creo merecer por cuanto en los tienmpos del descorche yo seguí acudiendo a mi trabajo para hacerlo lo mejor que sabía.

El Gobierno ZP ha optado por lo más fácil y lo más cómodo sabiendo como sabe que las medidas contra los funcionarios no se aceptarían de mala forma por la sociedad.Ésta nos cree unos privilegiados cuando sólo somos simples trabajadores.

Del boom y del descorche no percibí nada y cumplí 'religiosamente' con la Hacienda Pública mientras otros hacían del dinero negro y otros negocietes su forma de vida.

Lo siento pero no estoy de acuerdo conque tenga que pagar los platos rotos de una orgía financiera y especulativa.

Abrazos

María ha dit...

¡Qué pena da! el que muchos trabajadores se alegren de lo que el Gobierno va a hacer a los funcionarios, en vez de estar de su lado por ser igualmente asalariados, me produce tristeza el que se pongan en contra unos de otros, siendo todos asalariados.

En un post que publiqué en mi blog referente a las medidas, no me doy cuenta si tú dejaste tu opinión, se habla de ello en algún comentario sobre los funcionarios, es triste el que los mismos trabajadores se enfrenten, cuando lo que deberían hacer es protestar por estas medidas, que son injustas y sacrificadas para los más débiles, como los jubilados, los trabajadores me da igual sean funcionarios que no lo, porque son IGUALMENTE TRABAJADORES, los dependientes, etc.

En cambio las medidas no afectan a los más ricos, como la banca, etc.

No son justas dichas medidas, no hay derecho a ellas.

¿Cómo va a defenderse un pensionista si tiene un pié aquí y otro allí? todavía no comprendo cómo puede hacer esto un gobierno SOCIALISTA, cuando se entiende que debería defender y apoyar a los más débiles.

Estoy desilusionada y decepcionada de los políticos, no vuelvo a dar mi voto a ninguno.

Un beso.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

Ramon, con cariño: si después de todo lo que has explicado no vas a la huelga, no sé que más se necesita. Y si de lo que se trata es de aportar nuestra parte alícuota solidaria (o mejor, la única parte) mejor que mejor, porque es sueldo que te van a descontar: dinerito que se queda en las llamadas 'arcas del Estado.'

¡Salud, y ¡Viva la Huelga General!

Fackel ha dit...

Bona tarda, Ramón. Indudablemente, comparto tu moderada y razonada argumentación. ¿Insuficiente? Puede. Tamaña problemática en que estamos inversos, que no viene de ayer ni de hace dos u ocho años, exigiría más profundidad. Pero para la dimensión de un post ya es bastante. Se ve tu talante positivo y sobre todo indignado. Ahí enlazo contigo.

Independientemente de cómo se hayan hecho las cosas, España es un país marcado por la historia. Llegamos tarde y mal al desarrollo industrial y cogimos el tren europeo en una marcha arriesgada y con un ritmo dudoso. Las naciones europeas trataron siempre de que no fuéramos competitivos y las oligarquías españolas se apuntaron al negocio de favorecer las importaciones antes que a desarrollar una industria potente autóctona. La que hubo se fue diluyendo en la compraventa por multinacionales y se fijó el negocio en el turismo (un dudoso sector terciario) y en la construcción (que tocó techo como no podía ser menos) Por otra parte, se ha vivido a todo trapo y hasta la ciudadanía se creyó lo de la octava o novena potencia mundial. Jaj.

La derecha tradicional brilla por su afán demoledor, egotista y patrimonial, incapaz de arrimar el hombro para hacer frente a las situaciones que incumben al conjunto de la población. Ellos, los buitres carroñeros, están a lo que están.

Y comparto contigo. Lo primero que pensé cuando el bipolar presidente del gobierno anunció las medidas fue: ¿Ha dicho algo de retirar las partidas presupuestarias para la Iglesia Católica? ¿Ha dicho algo de que todas las tropas españolas que hay por el planeta retornen y se dejen de tirar dineros en mantener situaciones inútiles? ¿Ha dicho algo de medidas contundentes para sujetar el fraude fiscal de una santísima vez? ¿Ha dicho algo de rebajar y/o congelar las partidas de la Jefatura del Estado? Mientras no se apliquen medidas como estas, que proporcionarían su buena dosis de ahorro público, que no me pidan sacrificios.

NB. Sobre los funcionarios, prefiero no opinar, para no mezclar churras con merinas. Tengo bastantes amigos de ese gremio y si te cuento aquellos que son de verdad currantes lo que me cuentan de sus compañeros que hacen lo mínimo, te vas por la pata abajo. Me temo que sigue habiendo un espíritu decimonónico en ese sector (habría que matizar, naturalmente) A los que estuvimos en la empresa privada se nos apretaron las tuercas con unos altos grados de productividad que ni los reyes ni los obispos ni los políticos ni los jueces ni los funcionarios imaginan. ¿Resultado? Acabar con el cuerpo hecho polvo cada día. En fin. ¿Todavía se nos pide más?

Un abrazo.

Ciberculturalia ha dit...

Creo que la mirada no es individual aunque esta sea legítima por supuesto. Creo que el gobierno Zapatero lo ha hecho mal, no porque le recorten el salario a un sector concreto, sino porque lo hace allá donde políticamente tiene menos coste, allá donde le es más cómodo. Hay muchas importantes (por lo grande que no por el interés) que podrían haberse recortado.
Por tanto, si hay motivos suficientes para una protesta global, por insolidarios recortes y por haber tomado medidas a destiempo. Doble pecado.

Un beso

AROBOS ha dit...

Empezando por lo último: vi ese reportaje en el que se reflejaba el trato dado a la mujer en el pasado y los criminales hechos que sufre hoy día. Un buen programa que ponía el dedo en la llaga del machismo aún imperante en muchos sectores de nuestra sociedad.

Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo con tu reflexión acerca del recorte hecho a una parte de la sociedad. De acuerdo, pero que no se quede ahí, que todos contribuyan con su esfuerzo a salir de esta situación, y que paguen más los que más pueden pagar.

RGAlmazán ha dit...

Querido Ramón, justo por compartir contigo ese cabreo, por entender todo lo que dices. Por eso, precisamente, sí que iré a la huelga si se convoca.

Salud y República

Camino a Gaia ha dit...

Si tuviéramos que volver a definir el fascismo con una máxima sería ¡Por la confusión al totalitarismo! y lo cierto es que la democracia es cada vez menos democracia y el poder pone los medios para ser cada vez mas impermeable a los votos, corrompiendo todas las instituciones.
Pero lo mas lamentable es la violencia y la injusticia, sobre todo este redireccionamiento de la atención sobre los culpables de todo este desaguisado que llamamos crisis, sobre aquellos que tenemos mas cerca.
Como bien dices Ramón, el problema es que cuando las tijeras tocan al gasto sanitario pero no al gasto militar, por poner un ejemplo, hay que empezar a poner nombre a todo esto, al menos para contrarrestar en lo posible esta confusión tan bien orquestada.

Anna Jorba Ricart ha dit...

Ramon....
pues a mi me molesta y mucho que me toquen el sueldo....soy "estatutaria" de la Sanidad Publica...
trabajo un montón y cada dia más y con menos medios....
El dinero no es de lo que más me interese, de hecho este año no pienso firmar lo que se llaman DPOs, que son unos incentivos dinerarios, dicen que para motivar al personal y que a mi me estresan más que otra cosa, y dejaré de cobrar un buen pellizco, pero eso no me importa....en cambio, el recorte si me molesta....porque he tenido el sueldo congelado muchos años y siempre hemos sido los primeros en ser victimas del recorte...¡¡que les den!!...
Tu eres muy solidario...
Muy bueno el reportaje de la Coixet...la mujer nunca estuvo en el lugar que le correspondia estar, ni antes ni ahora con tanta violencia....Es un problema de educación el que se arrastra...a la igualdad todavia, a pesar de las mejoras, le falta mucho camino...y pienso en positivo.
Un saludo Ramon.
¿que celebramos?...

Anònim ha dit...

Mi querido amigo: tu jefe de gobierno cejita y tu rey tambien le han quitado a mi abuelita de 98 años la pensión que por decreto real resarce a los expulsados de la península.

Estoy enfadada. Muy enfadada. Con tu reina constatinopla y con los borbones. Con los populares y los socialdemóscratas.

Mi abuelita no puede sumarse a la huelga y yo tampoco, pero lo haremos si desde aquí hay movilizaciones. Como votantes del PSOE en las putas Cortes de Aragón, repudiamos las cortes y los cortes.
E iniciaremos las acciones legales que correspondan.

Los abrazo fuerte a todos los españoles de bien y aunque no entiendo tu no adhesión a la huelga, sé que eres suficientemente inteligente para tener tus razones.

Besazo desde el Sur.

Emey

Txema ha dit...

Pues, pese a que los sindicatos mayoritarios, están excesivamente "responsables" si convocan a la huelga iré entusiasmado. Ya es hora de responder ante tanta agresión.

Me parece que este gobierno ha traspasado con mucho los límites de lo tolerable y, además, sibilinamente intenta enfrentar, apelando a la solidaridad, a los desempleados con los que por ahora tenemos trabajo y con los que lo tienen "asegurado".

Esa infamia sería en si misma suficiciente para protestar. ZP debe sufrir una protesta contundente.

Dilaida ha dit...

Ramón me encanta todo lo que dices y estoy de acuerdo contigo. El gobierno tomó el camino más fácil y no debería haberlo hecho, pero tal vez tu postura sea mucho más difícil que los que opinan que hay que dar la pataleta.
Bicos

fritus ha dit...

Completamente de acuerdo con lo que expones.
Yo tampoco iré a la huelga. Soy empleado público y aunque me recorten mi porcentaje sigue habiendo un montón de faena por hacer, encima de mi mesa y en mi departamento, y tengo la ligera sospecha de que ésta huelga va a ser interpretada en clave política y beneficia a esos señores que históricamente han estado en contra de las huelgas y de la extensión de los gastos sociales que hoy se ven recortados. Es patético ver como el PP utiliza los problemas derivados de la crisis para hacernos olvidar a sus Gurtels, su Jaume Matas y su Paco Camps…
Algún compañero ha comentado el hecho de la relación del turismo y el ladrillo con la ilusión óptica de nuestra prosperidad …es bastante sintomático que la comunidad en la que se encuentran el 90 % de las fabricas de ladrillos y baldosas de España, Valencia, y otra comunidad, Baleares, cuya prácticamente única industria es el turismo fuesen los epicentros de la corrupción pepera en los años anteriores.
Hoy he recibido en mi buzon de e-mail este mensaje, que no tiene desperdicio…os lo transcribo, porque tiene su gracia, trata de la carta de un funcionario a su banco:
“…Muy señores míos:

Por la presente lamento comunicarles que he decidido pagar un 5% menos en el recibo mensual de la hipoteca que tengo con su banco. Ha sido una decisión difícil pero me es imprescindible recortar gastos para salvar mi economía particular y reducir mi déficit.

En situaciones como ésta es cuando todos debemos arrimar el hombro por lo que les pido comprensión y solidaridad.

Al fin y al cabo yo, como el resto de ciudadanos, colaboré en su día en la inyección de liquidez que recibieron ustedes para salvar el sistema financiero.

En realidad me he visto forzado a tomar esta decisión porque mis padres, al ver el saldo de mi cuenta corriente, temen verse en la obligación de dejarme dinero y ustedes, como banqueros que son, saben mejor que nadie que no tiene sentido poner capital si no es para conseguir pingües beneficios.

Me he informado y sé que es lícito tomar este tipo de decisiones de forma unilateral y sin previa negociación (Hay precedentes, ver declaraciones del Presidente del Gobierno en el parlamento el pasado 12 de mayo).

Aprovecho la ocasión para comunicarles que ya dispongo de suficientes sartenes y no necesito que me regalen ninguna más.

Atentamente,Un empleado público hipotecado….”

Stalker ha dit...

Ramón:

es un debate intresantísimo y con muchos ángulos.

Para empezar, solidaridad total con los funcionarios. Yo no lo soy y ya me bajaron el sueldo hace dos años, pero no por eso me voy a alegrar por un recorte en el sueldo a los funcionarios.

Además, creo que el recorte tendrá un escaso impacto en términos macroeconómicos, pero eso es otra cuestión, discutible, por supuesto.

Me centro en lo siguiente: pienso en los profesores de primaria, secundaria, universidad, etc., entre los que se cuentan buena parte de mis amigos. Imaginemos que al año les recortan entre 1500 y 2300 euros (no sé si son exactamente estas cifras pero imagino que va por ahí la cosa). Es mucho dinero así sumado. ¿En qué recortarán esos docentes? Desde luego, no van a dejar de pagar la hipoteca, la cuenta del teléfono, la gasolina o la comida. Parece más plausible que se recorte en vacaciones y en "cultura" (libros, cine, salidas, restauración), es decir, todo lo que tiene que ver con la gestión del tiempo libre y del ocio. Ahora bien, precisamente esto, recortar ahí, es lo peor que se le puede hacer a un docente porque uno de los bienes que éste debe administrar con mayor atención es su tiempo libre: necesita tiempo para formarse, para leer, pensar, pasear, conversar con los amigos, viajar, ir a museos, ir al cine, estar mínimamente relajado, etc. Lo necesita no sólo porque ésta es la ineludible condición de posibilidad de una vida "digna" sino porque sólo así tendrá la opción de cultivarse y, por lo tanto, de transmitir mejor sus conocimientos, valores, etc. Porque un profesor no transmite sólo conocimiento libresco positivo, también otras muchas cosas. Tú eres profesor y lo sabes (yo también, aunque no sea funcionario y ejerza sólo ocasionalmente).

Por lo tanto, empobrecer culturalmente a los profesores y otros funcionarios de este país no parece una buena solución porque degrada la profesión y atenta contra ese proceso privado de formación personal permanente.

La solución pasa por meter la tijera a las rentas más altas, una política eficaz de impuestos, recortar en gasto militar, Casa Real y demás tonterías, etc. Controlar la boyante economía sumergida y poner coto a la depredación de los bancos, que ahora mismo se frotan las manos porque salen airosos de la crisis con el flujo incondicional de las arcas públicas.

En fin, como te digo, el problema tiene muchas aristas pero quería aportar esta pequeña perspectiva, que a mí personalmente me preocupa.

abrazos

Isabel Martínez ha dit...

Ramon, lo que está pasando en este país es de locos. Desde la luna, debemos parecer un circo.
Hay ganancias: para los de siempre, los de pelas.
Hay pérdidas: para los de siempre, los sin pelas.
Tarareo mucho estos días aquel tango que tan bien cantaba Carlos Gardel, Cambalache. "Y el que no afana es un vil...".
No sé dónde estoy. Los de este Gobierno se autotildan de izquierdas, ¿de qué? Ay, me entra la risa. ¿A quién pretenden engañar o es que seguimos siendo tan tontos que no nos enteramos de nada, como cuando le tuvimos que soplar la crisis a chillidos?
Miro a la derecha y tiemblo.
Me gustaría ser religiosa para decir eso de "Que Dios nos ampare".
Pues sí, digo sí. Se merecen una huelga general, que ya está bien de tanta tomadura de pelo.
Aclaración para quienes no lo sepan: no soy una funcionaria cabreada. Nunca he sido funcionaria.

Efectivo el vídeo. Isabel Coixet tiene una sensibilidad especial. Siempre me ha atrapado esta mujer.

Petons.

Thornton ha dit...

Hemos casi coincidido en el tema. No me gusta que me comparen contigo, llevo las de perder.
Un abrazo.

Maripaz Brugos ha dit...

Ramon, me molesta de las tijeras ,o mismo que a tí...estoy de acuerdo con todo lo que planteas y que los demás comentaristas amplian.

Isabel Coixet, me encanta. Hace un cine muy bueno,analiza el mundo de los sentimientos con mucha profundidad.

Me ha picado la curiosidad con la celebración...

maybe ha dit...

I'm appreciate your writing style.Please keep on working hard.^^

Cecilia Alameda Sol ha dit...

Oído en un pasillo de una institución. Dos asesores o directivos, recién llegados, comentan su recorte de sueldo. Uno tranquiliza a otro. No te preocupes, nos ponen un complemento y ya está.
El funcionario oye y traga. El funcionario cobra la tercera parte que los asesores.
No es un cuento. Es una experiencia de ayer.

Antonio ha dit...

A mí lo que molesta es que se me llame a la solidaridad y no se vea la alícuota parte que corresponde a cada uno en el asunto. Yo encantado de colaborar si colaboran todos en función de su potencialidad económica y de su responsabilidad en la crisis. No obstante, lo que más me molesta es haberse bajado los pantalones todos los gobiernos ante la banca y el clan financiero que domina y rige el mundo. Estamos perdiendo la guerra de la libertad y de la democracia. Cada vez hay más pobres y más ricos; o lo que es lo mismo, se amplían las diferencias entre los ricos y los pobres.
Os invito a ver el video de YouTube que presentan en este link: http://www.youtube.com/watch?v=nqno8H-mjeY ,no tiene desperdicio.

Un abrazo

Adal El Hippie Viejo ha dit...

siento tanto lo que están viviendo Ramón
es muy parecido a lo que vivimmos nosotros aquí en Argentina en la gran crisis del 2001'(FMI de por medio)

te dejo un abrazo grande!

Adal

Caruano ha dit...

Ramón,estoy de acuerdo contigo, pero para no repetirme, pienso lo mismo que Pulgarcito soñador.
Saludos.
(Vengo a ponerme al día)

El alegre "opinador" ha dit...

De acuerdo contigo en la práctica totalidad. Si se convoca una huelga general no iré.
No soy de los que piensan que haya que atacar a los funcionarios, pero sí de los que piensan que en unas administraciones inmensas, sobran muchos puestos de funcionarios que no sirven para nada.
En la empresa privada, si un puesto de trabajo sobra, se elimina... Y es urgente que nuestras administraciones, que sufren "obesidad mórbida", adelgacen ya.
Un abrazo.