dimecres, 12 de maig de 2010

MUERTE DE UN MILICIANO (2/5): TAÍNO Y EL ICEBERG

Como dije en la entrada anterior las dudas sobre la autenticidad de la foto del miliciano muerto comenzaron enseguida. Pronto aparecerían investigadores dispuestos a aclararlas.

Mario Brotons, un investigador local, fue uno de los primeros que decidió investigar a fondo. Partió de lo único que se sabía: que la foto había sido hecha en Cerro Muriano el 5 de septiembre. Buscó en los archivos quién había muerto en aquel cerro el día de la foto. Fue muy fácil: sólo murió un miliciano. Se trataba de Federico Borrell "Taíno", anarquista de la CNT, natural de Alcoi. Borrell había nacido el año 1912, por lo cual tenía 24 años en el momento de su muerte. Brotons se puso en contacto con los familiares vivos de Federico Borrell "Taíno" que le reconocieron sin ninguna duda. Podemos verle en esta fotografía de cuerpo entero.

Con la identificación del miliciano el misterio parecía aclarado en alguno de sus puntos. Pero nada era tan fácil ni simple. Existe una película absolutamente aconsejable, La sombra del iceberg (2007). En ella se cuestiona que el miliciano muerto sea Borrell. Aunque físicamente se parecen ciertas pruebas forenses parecen apoyar la tesis de que se trata de dos hombres diferentes. Además en la película se aporta un documento inédito. En la revista anarquista Ruta Confederal de 1937 aparece un artículo donde un compañero de Borrell le homenajea un año después de su muerte. Se trata de un artículo completamente imparcial puesto que en 1937 no se había visto todavía en España la fotografía de Capa y mucho menos se sabía que se llegaría a identificar al miliciano muerto con Federico Borrell. Lo que nos cuenta el artículo sobre la muerte de Taíno no tiene absolutamente nada que ver con lo que muestra la fotografía. Borrell murió mientras disparaba parapetado detrás de un árbol.

Otra de las cosas que parecen claras a la vista del documental es que la ubicación resulta como mínimo dudosa. Se viaja a Cerro Muriano y se comprueba que, efectivamente, no existe un lugar que muestre el skyline de la fotografía del miliciano, ni se puede encontrar una disposición del terreno similar. No se trata pues, específicamente de Cerro Muriano; acaso de algún lugar cercano. El documental apunta la posibilidad de que se trate del Cerro de la Coja, al lado mismo de Cerro Muriano. Pero las dudas persisten. No hay certeza absoluta. Es más: parece que siguen existiendo más nubes que claros en todo lo que afecta a la célebre imagen. Tendrá que esperarse todavía un par de años para saber con exactitud el lugar exacto en el cual se hizo la famosa fotografía. Y para salir de dudas: si Taíno murió en Cerro Muriano y la foto no está hecha ahí, el muerto de la foto de Capa no puede ser Federico Borrell.



(Continuará)

18 comentaris:

Pulgarcito soñador ha dit...

El post es monumental. Me hechizó la historia. Si en la entrada anterior decía que "quería creer que la foto era real", ahora se me llenó la cabeza de dudas.
Pero ciertamente, la búsqueda de la verdad sigue siendo una obsesión para los hombres. Y ya estoy esperando la próxima partes y espero, que tengas tu hipótesis sellada. Un abrazo.

Sonia ha dit...

Sembla el joc dels malentesos. Una història apassionant.

Raticulina ha dit...

Particularmente pienso que Capa podría muy bien haber hecho pasar una foto de "mentira" por real, pues tampoco tuvo reparos en adjudicarse algunas de su compañera Taro...según dicen por ahí...
Lo que sí es real es que tanto él como ella murieron "en combate", en distintas guerras pero haciendo lo que les gustaba, y nos dejaron un legado impresionante.
¿Llegase a ver la exposición temporal de fotos en el MNAC de Capa y Gerda Taro? me encantó, y más Taro que Capa, más artista, aunque supongo que en medio del fregado uno no se entretiene en buscar encuadres...

Nos tienes en vilo. Seguimos para bingo.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

...la famosa fotografía de Capa...

Mercedes ha dit...

Pues por lo que veo, cuanto más datos más confusión. Desde luego la historia atrapa.
Un saludo.

mariajesusparadela ha dit...

Sí, apasionante historia. Tan hermosa como la foto.

MAMÉ VALDÉS ha dit...

Has convertido tu blog en un blog de investigación, gracias a la foto de Capa, seguiré atento, un saludo.

Dilaida ha dit...

Es apasionante esta historia, me tienes intrigadísima.
Bicos

Maripaz Brugos ha dit...

Pues esto se pone cada vez mas interesante...que placer leerte.

Ademas como va por capitulos, la intriga es cada vez mayor.

Jose Lorente ha dit...

Interesantísimo tema explicado con tu maestría habitual.
Estoy impaciente por conocer el resto de entregas.
Ahora mismo ni siquiera sé si Capa es real.
Un abrazo.

vivaduracel ha dit...

Toda esta historia la había leído dispersa en los periodicos. Iban publicando poco a poco noticias sueltas que parece ser que tuviste la paciencia de ir recolectando. Muy interesante, pero hay otras fotografías también polémicas, o al menos polemicas un tiempo, hasta que se supo que eran un fraude, como por ejemplo El beso, una pareja besándose por la calle en París, una foto muy bonita que resultó preparada.

paula ha dit...

No niego que hay fotografías muy bonitas, otras con mucha fuerza, y un largo etcétera, pero el arte de la foto siempre me ha parecido un arte un poco casual; estuve ahí, disparé y salió esto. Sobre todo la foto periodística.

Ciberculturalia ha dit...

Ramón, querido, estás consiguiendo ponerme nerviosa esperando saber el final. Dominas mucho mejor que nuestro presidente, el factor "tiempo"... claro que no es un gran piropo la comparación verdaderamente porque aquel, visto lo visto, no lo domina en absoluto.
Seguiré esperando el desenlace.
Un beso

AROBOS ha dit...

La historia se llena de suspense. Esperamos la próxima entrada.

emeygriega ha dit...

Una historia que me encanta escuchar en tu relato, como me gustó la de Felipe Sandoval.

Vayan desde Buenos Aires toda nuestra solidaridad hacia cada miliciano con botas o sin ellas, cada trabajador español y cada juez recusado injustamente.

Los queremos mucho y esperamos que os pongáis fuertes delante de estas afrentas.

Isabel Romana ha dit...

Muy interesante (y misteriosa) esta historia. Estoy indignadísima con la noticia que acabo de leer de que, además de haberlo suspendido, ahora tampoco parece que quieran dejar ir al juez Garzón al tribunal internacional. En momentos como éste me gustaría largarme de verdad a la antigua Roma, allí hasta los leones eran menos agresivos.
Saludos cordiales.

Camino a Gaia ha dit...

Muy interesante, Ramón. Espero que al menos, el valor documental de la foto sobreviva.
Un saludo

Isabel Martínez ha dit...

Ramon, sigo esta historia de suspense con auténtico interés.

En el día de hoy, un beso y un abrazo. Estoy consternada con lo de Garzón y me sobrecoge esta España que miro y no reconozco como la España por la que luchamos muchos. El paisaje es sombrío y el corazón se encoge.