dilluns, 30 de novembre de 2009

CAMINO 1: EL DE DON ANTONIO

Aunque esté pasado de moda (todo está pasado de moda, de hecho) me sigue gustando mucho Antonio Machado. Siempre me gustó. Al principio era su descripción extraordinaria y evocadora. Más tarde su poesía más intelectualizada. Pero cuando Don Antonio llegó, llegó para quedarse.

Un camino es siempre fascinante. Es el punto de partida hacia alguna parte. Representa la promesa de alguna forma de vida, con todo lo que implica vida. Me gustan especialmente los caminos de tierra, caminos bien delimitados, que no sean difíciles de transitar, que muchos pasos anteriores a mí hayan trabajado a fondo. Que aporten buenas vistas, aire fresco, el verde de los árboles y el celeste suavísimo del cielo. Es decir, el camino machadiano por excelencia. Con su actualización del tópico del homo viator cuando nos recuerda que...

Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.

Tán fácil, tan tópico, tan gastado que hasta da vergüenza reproducirlo en el blog. Pero no son las únicas referencias de Don Antonio al camino. Me acuerdo de los "caminos de la tarde" de los Campos, soñados por el poeta, de los "grises alcores", de las "cárdenas roquedas", de tantos otros sintagmas de evocación intensísima.
Con la excusa de hablar de los caminos acabo hablando de Don Antonio. Ese Don Antonio "Manchado" que decían sus alumnos (tanto fumaba, y tanta ceniza llevaba encima), el del "torpe aliño" pero la coherencia y la valentía intactas. Gran Antonio Machado que tuvo, sin embargo, tan triste y mala suerte en los afectos. Primero fue Leonor, de boda temprana y muerte rápida (escandalazo en la época, aunque luego nos vendieron que de escándalo nada). Y más tarde esa impresentable Guiomar que no se merece el nombre poético, que debería ser sólo Pilar a secas. Catolicísima Pilar. Beatísima Pilar. Aprovechada Pilar. Sosísima Pilar. Franquista Pilar. Insoportable siempre Pilar Valderrama.
Queda la poesía de Don Antonio, naturalmente. Y queda el mito. En mi caso tengo pendiente acercarme a Colliure para dejar una piedra, como se hace en el desierto o como hacen los judíos. Una piedra que simbolice la naturaleza, aunque sea en su estado inerte. Que simbolice el respeto.
Si quería hablar de caminos el primer lugar le correspondía a él.

28 comentaris:

Irene ha dit...

No sé por qué dices esto de la pobre Guiomar, yo me acuerdo del cou que nos contaron que guiomar fue el ultimo gran amor del poeta, quien dio un poco de luz a sus últimos años. Yo también siento adoración por una figura tan simpática como la de Antonio Machcado.

Belen ha dit...

¿Respeto por la figura de Antonio Machado? Todo Incluso por su obra, que es tan meritoria en tantos aspectos. Pero no todo son luces, también hay sombras que deben apuntarse. Pilar Valderrama fue una mujer de derechas y muy católica y eso no es delito, de momento.

mariajesusparadela ha dit...

Manido sí; superado, no creo.

Culturajos ha dit...

El camino. ¿A qué me suena esto? Me suena a bifurcación, a decisiones constantes. Llevas razón, Machado nos enseñó el camino, como lo hizo también Heráclito. Siempre un camino, una nueva vereda, ya sea dando la vuelta al mundo o sin salir del pueblo. Recorrerlo con disposición a la sorpresa, al disfrute. Caminemos Eastriver. Caminemos y llegemos lejos. Yo también quisiera llegar a Colliure. Dejar una piedra. Sobre su tumba una piedra. Ella sabe guardar todos los secretos.

Salud

PACO GÓMEZ ha dit...

Querido amigo, Machado nunca está demás. Me parece una maravilla y un acierto que traigas a Machado a tu espacio. Para mí es una gran alegría. Este año he estado en Colliure, he recorrido desde la estación de tren hasta la casa donde vivió y, cómo no, estuve hablando un rato con él. Ve cuando puedas, no lo olvidarás. Saludos.
Paco

Eastriver ha dit...

Belén, no sé cuáles pueden ser las sombras de Antonio Machado de las que hablas. ¿Ser de izquierdas y serlo hasta el final? Y es cierto que ser de derechas y muy católica no es delito. Pero no puedo con Pilar Valderrama. Esencialmente era una falsa y una cursi, y eso sí debería ser delito.

María Jesús, me gusta que admires al hombre y a su obra.

Paco, qué gran verdad, Machado no está nunca de más. Qué envidia extraordinaria tu visita a Colliure. Gracias por pasarte.

Irene, digo eso de Pilar Valderrama porque considero que lo hizo pasar muy mal al poeta. Todos podemos hacérnoslo pasar mal unos a otros; en los afectos suele ser lo habitual. Pero era una mujer muy aprovechada de la fama de don Antonio, que coqueteaba con él y que con la coraza de la pureza y de la religión podía alargar su coqueteo hasta que se cerraba en banda. No me gusta ella y ya está. Gracias, Irene, por asomarte por aquí.

Culturajos, muy bien visto lo de Heráclito, me lo apunto. Es verdad lo del camino recorrido sin salir del pueblo. El camino interior, las galerías del alma... Machado supo también de eso. Por ese motivo cuando decidí hablar de caminos supe que debía comenzar por él. Un abrazo.

Marcos ha dit...

Desconozco sobre la polémica que se ha generado sobre la mujer de Machado. Sí sé de la belleza de sus poemas, del fondo denso de los mismos, de la coherencia ideológica y vital del poeta. Con eso me basta y con eso me quedo. Gran poeta, excelso hombre.

Olga ha dit...

Es maravilloso que traigas a don Antonio Machado, quién no piensa en él al transitar un camino?, quién no piensa en nuestras vidas son los ríos cuando transita uno?, gracias a la poesía que nos ilumina con su manera de mirar y medir el mundo.

Susana ha dit...

Me gusta mucho Machado. Coincide que ando releyendo a ratitos la parte de 'Literatura y arte' de la Antología de su prosa editada por Aurora de Albornoz, y te aseguro que me sorprendo constantemente. Lo considero un visionario. Tenía ganas de hacerle una entrada también, tomar alguno de esos fragmentos y mostrar públicamente mi pleitesía. Que sea "mi piedra"...

En cuanto al camino, al que le concedo también mucha importancia, adoro el mismo tipo de camino. Y seguramente no es casual. Te contaré en confidencia que cuando era muy muy jovencita (tanto que aún no nos conocíamos) descubrí una especie de test psicológico en que lo primero que debías describir era cómo te imaginabas un camino, y el significado era lo que deseabas que fuera tu vida. Parece claro que preferimos una vida modesta, humilde, pero acogedora, tranquila, de paseante sin prisa. Por contra, siempre hay quien prefiere un camino ancho, despejado, a veces incluso asfaltado, apto para recorrerlo en un vehículo vertiginoso. Quizás por eso nos guste Machado, y nos resistamos a olvidar el paseo de su poesía, por muy manido que esté... Quizás por eso también haya tenido la suerte de que mi camino haya tropezado con el tuyo...

Un abrazo enorme!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

Los clásicos lo son porque jamás pasan de moda, y nunca está de más citarlos... y de Antonio Machado hemos aprendido tan poco que es necesario repetir sus lecciones una y mil veces.
Una de las experiencias más intensas que yo recuerdo es estar frente a la tumba de Machado. No se me va a olvidar nunca.
Y en cuanto a Pilar... qué os voy yo a contar...
Belen, ser de derechas no es delito, pero apuntas una buena idea.
Ramon, hablé de Machado en una entrada, hace meses, el 23 de febrero de este año
http://elpobrecitohabladordelsigloxxi.blogspot.com/2009/02/el-ultimo-verso.html

Isabel Martínez ha dit...

¡Qué gozada rememorar a Machado! A ese hombre bueno ("en el buen sentido de la palabra, bueno"). Tu generosa pluma nos la ha traído hoy, Ramón, y se abren recuerdos de paseos a las orillas del Duero, cerca de la ermita de San Saturio, en Soria, donde él inmortalizó no la plenitud florecida, sino un olmo seco, el olmo machadiano, el alma de Don Antonio.
Cuando vayas a Colliure, avísame para que le lleves de mi parte unas margaritas, porque no creo que unas flores más vistosas sean de su agrado. Él era un hombre sencillo. Poseía la sencillez de los grandes. Y eso nunca pasa de moda, como sus versos.

Laura ha dit...

Siempre la temporalidad de sus versos:

Mi corazón espera

también hacia la luz

y hacia la vida

otro milagro de la primavera.

Para mi fascinante " Campos de Castilla", porque supo trasmitir desde Soria la sobriedad de nuestros pueblos ( yo nací en Zamora).
Hablando de caminos, a mi me gustan los del mar porque no se ven, solo la estela que deja el remo, al bogar. Un abrazo

Culturajos ha dit...

"y cuando llegue el viaje que nunca ha de tornar/ Me encontrareis a bordo/ casi desnudo/ como los hijos de la mar"

Antonio Machado es de aquellos poetas que te hipnotizan, me pongo triste cada vez que pienso en el, porque es una persona con una historia triste. Nunca debió acabar así, con la mirada cerrada, sin volver a ver España.
¡Gracias por recordarlo!
pd. Yo también quiero ir a Colliure pero en vez de una piedra dejaré una botella de vino para que el gran maestro se pegue un homenaje.
Un saludo
El fumador.

vivaduracel ha dit...

Ir a Colliure es un simbolo y es en sí mismo un camino. El camino de los perdedores y el camino de la memoria. Me gusta, es necesaria esa idea.

Eastriver ha dit...

Olga, bienvenida... una mirada poética es no sólo de agradecer sino también necesaria.

Marcos, desde luego lo sustantivo es la obra. La vida es algo adjetivo, menos importante. Pero en alguien como Don Antonio la vida es un ejemplo de digniidad y coherencia, y es por eso que vale la pena no olvidarla... para que se convierta en referencia. Y la de Pilar, por contraste, pues eso... es lo que es. Pero sin acritud.

Susana, cómo me gusta ese camino símbolo en el que coincidimos. No es extraño: compartimos tantas ideologías, tantos caminos también... Y respecto a las prosas (y poemas) machadianos sobre poesía, sí, es cierto que es tan visionario y tan ilustrativo, y tan actual. Un abrazo.

Mariano José, recuerdo tu entrada sobre Machado... era en aquellos tiempos en que comenzaba a leerte, aunque no recuerdo si ya escribía. También Ana hizo una dedicada a Don Antonio que hizo que yo pospusiera la mía... Compartimos tantos afectos de papel qeu resulta algo inevitable que vayamos pisándonos afectuosamente un poco. Tú, por ejemplo, me pisaste con Paco, pero bueno, ya la sacaré más adelante. Es bonito eso, compartir afectos literarios. No es extraño y nos conecta un poco más. Por otro lado, qué envidia tu experiencia en Colliure. Un abrazo.

Las obligaciones me reclaman. Contestaré al resto luego, más tarde.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

Ramon, dont't worry. No creo que sea pisar temas. Ojalá de repente nos diese a todos, el mismo día, por hablar de Machado. ¿Te imaginas? ¿Lo hacemos? Todos los blogs que confluimos en el tuyo, el mismo día, a publicar un poema o un texto de Machado, el que nos dé la gana. Y sin necesidad de que haya una fecha de celebración por en medio. ¿Hace? Tú convocas. (perdona por ponerte la pelota en tu tejado, pero lo has puesto a huevo, je, je)

emeygriega ha dit...

Querido Ramón: has tocado un tema que me fascina y me da pena.
La moda la impone la derecha y es ella lo que decide cuando algo está pasado.

Machado, Cernuda, Huidobro, Aleixandre, Gerardo Diego, Celaya, Lorca, todo lo pasado para los burros debe ser nuestra obligación rescatar y repetir, una y mil veces.

Sin esos poetas exquisitos de mi biblioteca familiar, mi vida - que es hoy, ahora mismo- no sería la misma.
Todos escribiríamos y pensaríamos peor.
La España intelectual le ha dado al planeta demasiado como para que nuestros consumos culturales los decidan las Pilar Rahola.

Mil besos, y sigamos con lo pasado y dejemos a ellos con la moda.

Eastriver ha dit...

Isabel, es muy verdad lo de la humildad de Machado, yo creo que por eso nos atrae tanto su ejemplo, porque para él la humildad no era una impostura sino que era una opción genuina. Y luego hablas de Soria: me encantaría ir, ni te figuras. Pero por esa cosa radial que tienen nuestras infraestructuras resulta que para ir de BCN a Soria en tren debes pasar por Madrid, por lo cual el viaje, figúrate, se eterniza. Es cierto que hay autocar, pero qué horror, y como no tengo coche... Bueno, es una asignatura pendiente. Mucho, porque para mí sería importantísimo visitarla.

Laura, es cierto que con Machado uno aprende a conocer y querer a Castilla. Pero también a censurarle muchas opciones, tal como hace él de forma muy radical. Conozco algo Castilla La Mancha, en cambio la Castilla original, Castilla la vieja, junto con el reino de León son dos zonas que no conozco y que me apetece muchísimo. Tengo una amiga leonesa que me cuenta y me cuenta sobre esas tierras tan frías y tan auténticas. Eso es seguramente lo que me atrae de Castilla la vieja, el atavismo, la desnudez, la raíz de las cosas.

Culturajos, gran homenaje el vino, sin duda. Entre el vino y la coherencia aprendida qué mejor homenaje. En una época en la que la mayoría de las cosas se fabrican en un laboratorio el vino tiene además el valor de lo auténtico. Buena cultura, sí señor, porque eso es la cultura.

Rafel, Colliure como camino. Qué mejor síntesis que esa para esta entrada que pretendía hablar justamente de caminos.

Emeygriega, estoy totalmente de acuerdo con el tema de las modas. Me horripila el tema de la conveninecia en función de una moda dictada por algún gurú que pretende llenarse los bolsillos. Y tu nómina poética coincide bastante con la mía (incluido G.Diego, con lo que fue...). Yo pondría a Miguel Hernández, por ejemplo, que fue grande en muchos sentidos, y alguno más. Un abrazo y gracias por iluminar aspectos aquí sugeridos.

Mariano José, que hace no mucho quería comentarte algo de forma discreta pero no encontré tu mail por ningún lado... Y como no tienes habilitada la edición de comentarios no pude dejártelo ahí, porque texto que escribes texto que sale publicado. Así que lo hacemos al revés, escríbeme a gmail y te cuento. Y respecto a lo de la pelota en mi tejado, lo pensaré, jeje. Un abrazo.

Eastriver ha dit...

Pero bueno, Mariano José, que estoy totalmente de acuerdo, no es pisar temas, es sencillamente sacar a relucir las afinidades electivas y darse cuenta de que muchas coinciden, lo cual es normal en este caso. Y como decía, está bien que así ocurra. Porque unas enriquecen otras entradas y porque aunque esto de los blogs no sea más que un entretenimiento, siempre es mejor esto que engancharse al programa de Ana Rosa, pongamos por caso... Compartir puntos de vista también es formarse. Y yo hay días que siento que me formo mucho con los blogs amigos y sus comentarios.

Laura ha dit...

Ramón hay una forma cómoda para ir a Soria desde Barna via Zaragoza-Soria, un viaje precioso.

Estoy de acuerdo con la apreciación que haces de Antonio Machado, para él vivir en la Castilla profunda, acostumbrado a la luz de andalucía debio ser tremendo.

Ana Rodríguez Fischer ha dit...

Me apunto a la convocatoria de sacar todos algo el mismo día en el Blog sobre Machado. Tengo cositas sorprendentes (estuve en Soria hace dos años y no publicarán las Actas del Congreso).
El viaje en coche de línea (que diría Martín Gaite) desde Zaragoza a Soria es una delicia. Por carreteras (casi) secundarias.

Isabel Martínez ha dit...

Me apunto a la iniciativa de Mariano, de sacar todos el mismo día en nuestros blogs un texto de Machado.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

¡Venga Ramon!, esperamos tu convocatoria. Da un plazo razonable, una semanita más o menos, para que busquemos y tengamos tiempo de prepararlo y podamos anunciarlo cada cual por su cuenta en blogs o foros en donde participe...

"EL DIA x ANTONIO MACHADO RECITA y HABLA EN LA RED"

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

Ramon, ya me he puesto en marcha. He dejado este mensaje en más de 30 blogs... y sigo...

Perdona la invasión
Únete si te apetece a esta iniciativa , y pásalo
EL DIA 13 DE DICIEMBRE ANTONIO MACHADO RECITA Y HABLA EN LA RED
Copia en tu blog el dia 13 de diciembre un poema o un texto de Antonio Machado, o escribe sobre él. ¡Consigamos una jornada machadiana vírica!

emeygriega ha dit...

Ey, qué linda iniciativa!!!! me sumo desde Buenos Aires y difundo entre mis amigos.
Viva Antonio Machado, eterno, imperecedero, repetido una y mil veces, sí, cómo no.

emeygriega ha dit...

ayyyyyy, es que me mata la ansiedad, ya tengo mi homenaje preparado, que venga la fecha ya!

El Hippie Viejo ha dit...

Hola Ramón, un gusto!

Emeygriega me invitó a venir aquí.

Para mí leer y escuchar a Machado es un placer grandísimo, lo he publicado en el blog mas de una vez.
¿la moda?, no me importa nada de la moda, nunca me guio por ella, me guio por lo que me gusta
aunque tenga ochocientos, mil años o una semana.
Un placer estar aquí
y si un día deciden publicar a Machado "en cadena"
cuenten conmigo.

Muchos saludos!

Adal

meridiana ha dit...

Invitadas por emeygriega a este blog, la iniciativa de recordar a Machado es por demás interesante.

Haremos nuestro aporte desde Meridiana.

saludos!!

Liliana