dilluns, 3 d’agost de 2009

JOAQUIM MIR

El dia que vam anar a veure l'exposició sobre Zabaleta vam aprofitar per visitar una altra exposició molt més complerta, la dedicada al pintor català Joaquim Mir de qui jo en sabia ben poca cosa. Sabia que era un pintor modernista (postmodernista he sabut després)amic del meu admirat Isidre Nonell (efectivament, van estudiar tots dos a l'escola de Luis Granet i van formar part tots dos del grup Els quatre gats).

La seva obra, enormement colorista com correspon a l'estètica de l'època, ve marcada per diverses etapes biogràfiques que la condicionen paissagísticamente. Des dels primers anys a Barcelona fins els trasllats a Reus (al Pere Mata, per una crisi de locura poc aclarida), Mallorca, Mollet, Caldes i Vilanova i la Geltrú. La seva pintura va evolucionant amb el temps. L'exposició del CaixaFórum respectava aquesta disposició temporal que permet sempre observar aquests mínims canvis que, a mesura que es consoliden, impliquen moltes vegades un nou concepte de la tasca artística i, per tant, un resultat del tot diferent. Resultat que en el cas de Mir no és sempre prou valorat per la crítica que coincideix a parlar d'excel.lència de la seva obra als voltants de la crisi de bogeria i una pèrdua progressiva d'interés. Com sempre, és tot plegat molt subjectiu. Sí que per a mi resulta, com a mínim, un pintor irregular, amb obres que m'agraden molt i d'altres no tant. Aquí una tria indiscriminada, per poder fer-nos una idea general de la seva obra.









A l'exposició hi havia també un audiovisual que recollia imatges de Mir, de les seves pel.lícules casolanes, quan s'havia ja convertit en el pintor català més valorat.


11 comentaris:

soniabaste ha dit...

quines pintures mes delicioses!!! Ho veig tot de color de rosa perque aquesta tarda foto el camp cap a el port, això fa que ho vegi tot bonic... gracies per la teva sensibilitat novament renovada. Aquestes pintures tan maques seran un bon pressagi,

Eva ha dit...

Gracias por publcar mi comentario, tampco decia nada tan importante pero me da un poco de corte esto de escribir en los bolgs, y mas cuando estou pasando una época tan dura por mi separación, pero supongo que necesito autoestima y confianza. Yo no se mucho de pintura pero sí se lo que me gusta y porque me emociona. Me gusta especialmente esa marina azul del primer termino, me transmite calma y relajacion porque el mar me agrada mucho.

Susana ha dit...

Ramon, la "petita" invasió de la casa no em permet de detenir-me ara mateix a veure el vídeo, però m'agrada molt la tria que se suposa que no has fet. El Joaquim Mir sempre m'ha agradat, però hi ha quadres que m'han sorprès força, en especial els més colorits. N'hi ha que em recordaven l'aire del Sitges més 'poble', o el color més primavera del Garraf. N'hi ha d'altres més "normals", però sempre li dóna el seu aire personal (almenys des del meu analfabetisme pictòric m'ho sembla: no m'apassiona la pintura de l'època, en canvi m'atrau moltíssim casi tot el que conec de Mir). És un plaer, especialment per als sentits que recullen els colors, submergir-se en les aigües mediterrànies d'aquesta tarda East.River-Mir.

Una abraçada mediterrània.

Ana Rodríguez Fischer ha dit...

Qé sorpresa, Ramón! Tienes siempre un as a mano (que no bajo la manga).
Ana

Ramon ha dit...

Sonia, sobretot bones vacances maritimes… Es tan maco el cap de creus que em fas una mica d-enveja, tot i que el pirineu la veritat es que tampoc esta malament.
Eva, siempre seras bienvenida en este blog. No puedes ni imaginarte lo mal que me supo perder tu entrada de Santiago, sobre todo porque me decias que estabas mal y era como hacerte un feo.
Susana, tot i que penso que Mir es una mica irregular, te algun quadre molt maco, a mes son de grans dimensions, el cromatisme en surt vivament engrandit tambe. A la exposicio hi havia els bocets dels murals que havia fet per una casa super emblematica de l-eixample, una casa de la qual algun dia en fare una entrada, perque era molt maca i particular, una veritable joia artistica del modernisme... joia que el senyor nuñez y navarro no va tenir cap problema en fotre a terra i construir=hi un d-aquests edificis de cantonada tan deliciosos que ell acostumava... especulacio que, tot s-ha de dir, va tenir el vist=i=plau de l-alcalde de l-epoca, el senyor porcioles de indigna memoria. En fin, esas cosas...
Ana, en primer lugar agradezco la apreciacion, jeje. Y si, voy guardando para poner poco a poco en el blog. Aunque yo que se un poco del tuyo puedo decir que tambien tu tenias bien llena la bandeja de edicion de mensajes... Besos y gracias por pasarte.

paula ha dit...

Te escribo porque hace días que no te decía nada, queria poner algo a tu entrada del trabajo porque me reí mucho y me acordé de mis visitas a Barceloan durante el invierno también por motivos laborales, y me diste la idea de documentarlo todo también con una cámara, lo mismo que una vez me compré un aparato de estos que cuentan los pasos que das, así de esta manera le daba un cierto sentido al horror de levántate, vete al bus, baja a Barcelona, coge el metro, en fin, que es para morirse de aburrimiento... con el podómetro o como se llame descubrí que daba miles de pasos al día... no sirvió para nada saberlo porque tuve que seguir dándolos pero al menos ese día me divertí. Recuerdo que iba mirando y flipando, coño, si casi son 20.000, en este plan, a ver si llego a los 25.000. Ese día tuve un aliciente que fue observar de cerca aquello en lo que casi no me fijo nunca, mirarlo, que es lo que decia Sonia creo en la entrada anterior cuando decía que era poético mirar. Bueno, me llevare mi web cam al curro cuando vuelva y así sera una forma de mirar como la tuya.
Por lo que respecta al pintor este me gustan especialmente los paisajes, pero prefiero paisajes mas sosegantes. La crítica que pones es un poco dura, no?, pero bueno, en general estoy bastante de acuerdo si se evitan a los grandes pintores catalanes, que esos sí que llenan retrospectivas, como Miró o Dalí. Saludos

MARIEL ha dit...

Ramón, un descubrimiento para mí. Tenía flotando en mi memoria Els Quatre Gats, pero nunca me había detenido en Mir. Me quedé pensando en los efectos del color. En los pintores del color. En cómo algunos viran indefectiblemente a la locura (Van Gogh) y otros navegan ese color plácidamente, hasta el final (Monet, Matisse). En cómo he aprendido a valorar a estos últimos con el correr de los años, yo que tan raudamente me entregaba a las almas extraviadas y malditas.

Tengo un problema maravilloso y transitorio en mi máquina para escuchar audio de YouTube, así que vi el video que subiste como una película muda. Asumo que debía de tener sonido. No lo sé. Me ha gustado y me ha serenado verla así, de todas formas, sin palabras. Pensé en Chaplin, decidiendo abandonar el cine cuando llegó el sonoro. Me recordé a mí misma, en la adolescencia, sumergiéndome en la Sala Lugones, acá en Buenos Aires, tardes enteras a ver películas mudas, junto a viejitos que huían del frío invernal y solitarios de todo calibre, pero del calibre definitivo de los solitarios.

Como verás, has disparado en mí muchas cosas, que es lo que me sucede siempre cuando te leo.

Besos coloridos (de Monet, de Matisse ...)

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI ha dit...

Así que usais la nevera... Yo voy como loco buscando locutorios, y conversaciones, y una sombra, o los colores que nos regalas Ramon.

Ramon ha dit...

Paula, me ha hecho gracia tu historia del podometro, creo que se le llama asi. Es un poco eso, hacer algo distinto un dia para que la rutina sea menos rutina. No solo seria capaz de comprar un aparatito para medir pasos sino que en su momento lo hice, aunque el mio no funcionaba. Saludos
Mariel, me gusta el impresionismo mucho. Significa, efectivamente, el triunfo del color, luego cada artista lo transmite a su manera, segun su optica y sensibilidad, segun su personalidad. Todos los que nombraste me gustan y me atrapan. La diferencia no significa quedarse con uno: quien saber vivir de contrastes aprenciandolos es mucho mas rico. A veces incluso el color estorba y entonces una textura en blanco y negro es capaz de expresar la angustia de forma magistral. Cada momento nos pide un arte, una musica, una poesia, una literatura... Contrastes del alma.
Mariano, usa tu tambien la nevera, es un consejo. En mi caso si no hubiera tenido varias entradas preparadas te aseguro que no hubiera podido colgar nada, perdido en un rincon de la montaña con un lapiz lentisimo de conexion inalambrica. Respecto a los colores, seguro que estas rodeado de ellos en tu rincon maritimo.

joseantonio322 ha dit...

A mí lo que me ha gustado más de Mir, pintor totalmente desconocido, ha sido justamente la vida, ese hombre sentado frente a una iglesia comiendo algo en un plato frente a un montón de naranjas. O esos pescadores de otro de los cuadros. También alguno de los paisajes, indudablemente alguno marino, el de la enorme roca, por ejemplo.
Lo que menos, la imaginería modernista a base de papagayos o jardines decadentistas. De todas formas, siempre viene bien descubrir un nuevo pincel que aporte nuevos colores, según la teoría de Mariel.

Ramon ha dit...

Si, a mi tambien fue lo que mas me gusto, esas escenas costumbristas que trascendian el mero cuadro porque captaban la verdadera vida. Una bonita manera de decirlo. Deseo que estes disfrutando por el norte tan fresquito...